Denuncias de violencia sexual en el transporte se tramitan en la Fiscalía

La intervención de la Empresa Pública Metropolitana de Transporte de Pasajeros de Quito (EPMTPQ) y del Patronato San José, a través del programa “Bájale al Acoso”, permitió la judicialización de 11 casos de violencia sexual ocurridos en buses y paradas, en lo que va del año. De estos casos, 2 cuentan con sentencias acusatorias.

En marzo de este año, se implementó la estrategia “Bájale  al Acoso” que dentro de sus componentes tiene uno de acompañamiento a las víctimas de violencia sexual para que formalicen sus denuncias en la Fiscalía General del Estado. Esta entidad inauguró recientemente un complejo en el sector de Quitumbe, que facilita el ingreso de casos ocurrido en el sur de la ciudad.
De esta manera, se complementa el trabajo realizado por la administración municipal, que se orienta a respaldar a las víctimas y generar conciencia sobre la importancia de contrarrestar la violencia en cualquiera de sus formas. Esto, para convertir al transporte público en un espacio seguro para hombres y mujeres.
La estrategia “Bájale al Acoso” garantiza la presencia de una asesora legal, quien acude inmediatamente cuando las víctimas han decidido poner la denuncia. De esta manera, se efectúa el acompañamiento y se visibilizan las agresiones, atacando directamente a la impunidad.
Según la EPMTPQ, para mejorar la situación de seguridad en el transporte es fundamental que las víctimas denuncien a los agresores. Para ello se cuenta con un equipo de promotores de derecho que apoyan en su decisión a las personas agredidas y con una asesora legal que monitorea de cerca el progreso de los casos en la Fiscalía.
El trabajo de esta asesora, es precautelar los intereses de las víctimas y vigilar por la celeridad de los procesos, también que se cumplan los procedimientos investigativos con los estándares de protección a los derechos ciudadanos, y que se cumplan las diligencias legales en las fechas señaladas. Gracias a ello, se refuerza la confianza de la ciudadanía.
Para denunciar la violencia sexual,los usuarios del sistema de transporte cuentan con una plataforma móvil, que funciona las 24 horas. Enviando un SMS al 6367 con la palabra ACOSO y el número de la unidad de transporte, las víctimas o testigos pueden recibir apoyo telefónico, mientras se pone en marcha el protocolo de atención en el que participan funcionarios de la empresa, de seguridad y la Policía Metropolitana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *