Quebradas quiteñas, un tesoro natural

Las quebradas del Distrito Metropolitano de Quito (DMQ) dan hogar a una gran variedad de especies de flora y fauna. Entre ellas se encuentran aves, que se han convertido en el símbolo e identidad de la ciudad y el país.

Este es el caso del descubrimiento de un nido de cóndores en la quebrada Itulcachi, sector de Pifo, al nororiente de la ciudad. Se trata de la especie del Cóndor Andino, considerada en peligro de extinción en el Ecuador, donde se registra que tiene una población silvestre de apenas 100 individuos, por lo que encontrar un nido de esta ave, junto al área urbana de Quito es sorprendente, alentador y muy importante en términos de la conservación de la especie.

La presencia, generalmente inadvertida por los habitantes de la ciudad, sorprendió a los investigadores. Más aún, al descubrir que una pareja de esta ave emblemática del Ecuador anida en una de las quebradas que circundan a su ciudad capital.

Conservación de grandes tesoros

Las quebradas quiteñas todavía son vistas por un importante segmento de la población como una vecindad indeseable; sitios inseguros e insalubres, olvidando que son también los espacios que albergan biodiversidad. Por ello, el Municipio de Quito, a través de la Secretaría de Ambiente ejecuta varias acciones tendientes a rehabilitar y dar buen uso público a estos espacios, que son considerados el mayor tesoro natural del Distrito Metropolitano de Quito (DMQ).

En el Distrito albergan a los últimos relictos de bosques andinos, secos y otros ecosistemas dentro del área urbana; son espacios que caracterizan a Quito.

Por su importancia ambiental, social y paisajística están dentro del Sistema Distrital de Áreas Protegidas y Corredores Ecológicos del DMQ, en una categoría de especial tratamiento, junto a otros tipos de áreas, denominado Áreas de Intervención Especial y Recuperación (AIER).

Se trata de áreas de propiedad pública, privada o comunitaria que, por sus condiciones biofísicas y socioeconómicas, previenen desastres naturales, tienen connotaciones histórico-culturales, disminuyen la presión hacia las áreas de conservación, permiten la funcionalidad, integridad y conectividad con los sistemas de Áreas Protegidas a nivel nacional y Distrital y con la Red Verde Urbana (corredores verdes) y constituyen referentes para la ciudad. Para revisar en detalle esta información se puede ingresar a: www.quitoambiente.gob.ec.

 

3 comentarios sobre “Quebradas quiteñas, un tesoro natural

  • el 20 agosto, 2019 a las 3:22 pm
    Permalink

    Saludos , para quien corresponda este requerimiento sobre una quebrada que esta entre las calles Jambeli al norte, la av. Epiclachima al occidente, rio Machangara al oriente y Condominios Pablo Huras al sur tengo conocimiento que esta pequeña quebrada ya se tunelizó hace unos 20 años o más porque la casa de mi papá queda al filo de esta quebrada y por esos tiempos ya se oía que va a rellenar porque ya pusieron sifones bien altos , pero hasta la presente fecha ahí aquedado estancado dicho relleno con lo cual a venido con el tiempo una serie de problemas ambientales como la proliferacion de roedores , malos olores , peligros de árboles que están por desprenderse de la peña y caer sobre las casas que están al frente de dichos árboles y los mas preocupante que las casas que están al filo de la quebrada estan derrumbandose los taludes con peligro de caer parte de la casa .
    El pedido formal es como averiguo sobre esta quebrada que trabajos de relleno se van a realizar a futuro porque las aguas servidas de las casas se está descargando sobre la quebrada y no dentro de un alcantarillado edecuado por lo que proliferan roedores , y otro problema es que no se puede realizar ningun trabajo de mejoras de las propiedades hasta que se arregle este problema .
    Me despido esperando pronta respuesta.

    Respuesta
  • el 24 febrero, 2021 a las 12:07 pm
    Permalink

    Hola, nosotros denunciamos en la secrataría de ambiente un caso de contaminación de quebradas y accesos a la cascada ubicada en el sector Hacienda Tilicucho, barrio La Ecuatoriana, cantón Quito.
    En esta quebrada, la Orden de la Providencia junto a personas naturales, son propietarios de un terreno de cinco hectáreas, allí han conformado la Asociación de Producción Agropecuaria Solidaria Esperanza y Vida Juan Martín Moye-Tilicucho- ASORSEV.
    La propiedad se encuentra a 13km del cerro Atacazo, forma parte del área protegida de este cerro y resulta un área de bosque cercana a la zona urbana.
    Cuentan con un contrato de compraventa ya que, los terrenos en cuestión son zonas ecológicas de la ciudad de Quito. En consecuencia, con el estatus que
    mantienen estas zonas y con los ordenamientos del uso del suelo, el Municipio en 2002 les autorizó hacer las siguientes actividades en la zona:
    1. Cultivar en la parte con menor pendiente del terreno.
    2. Construir una unidad de vivienda por cada 50.000 m2.
    No tienen permitido cultivar la zona de mayor pendiente del terreno (quebrada) ya que corresponde a un área ecológica.
    Con esta autorización, iniciaron el mismo año un proyecto de cultivos orgánicos en la zona permitida. Utilizaban agua de las acequias cercanas que tomaban con una manguera. Construyeron una casa en 2004. En las inmediaciones del terreno, se encuentra una cascada y varios ojos de agua. Como parte del proyecto de cultivos orgánicos, decidieron hacer un ingreso a la cascada, atravesando sus terrenos y así obtener fondos para expandir el proyecto al área de turismo comunitario.
    El sendero fue construido en noviembre de 2019. Cobraban un dólar a adultos y cincuenta centavos a niños por el uso del mismo. En 2020, cuando ya había restricciones por motivo de la pandemia, recibían gran afluencia de visitantes ya que era un espacio al aire libre, cercano a la ciudad, que ofrecían los propietarios del terreno.
    En octubre de 2020, en un terreno colindante de mayor extensión, miembros de la asociación de propietarios comenzaron a ver maquinaria pesada, cuando el uso de la misma está prohibido en la zona. Varios árboles habían sido talados y gran parte de la quebrada había sido intervenida. Los propietarios de la asociación procedieron a denunciar estos hechos y el Municipio colocó cintas de seguridad en las palas mecánicas.
    Desde el 11 de enero de 2021, los propietarios de la asociación han encontrado que obreros han retomado trabajos en el terreno colindante. En días posteriores, los miembros de la asociación se percataron de que ya no tenían agua proveniente de la acequia y verificaron que la manguera había sido cortada.
    Los trabajadores siguen haciendo labores de construcción en la quebrada. El viernes 15 de enero de 2021, los miembros de la asociación encontraron una cerca con alambrado de púas atravesando sus cultivos y parte de la siembra había sido levantada.
    Los cerramientos también bloquean el acceso a los senderos que conducen a la cascada. Les están impidiendo la entrada a sus cultivos y al agua.
    El alambrado atraviesa el terreno delimitado por el Municipio.
    El conflicto ha escalado grandemente hasta la presente. Necesitamos una pronta respuesta. Hemos hechpo trámites y denuncias, pero nadie nos ha dado solución.

    Respuesta
  • el 16 mayo, 2021 a las 5:42 pm
    Permalink

    Muy buenas tardes, desde hace casi 2 semanas se ha notado un MUY significativo caudal de aguas residuales en la quebrada situada en el Barrio Ecuador(barrio ya regularizado), existe un colector de aguas que fue ya cerrado hace 2 años y esas aguas fueron encausadas al alcantarillado principal de la Av. Eloy Alfaro, pero desde hace 3 semanas han ingresado cerca de la quebrada equipos de desalojo de tierra como volquetas, tractores para aplanar un terreno( Coop Luz y Vida) lo que ha generado una descarga abundante de agua residuales, un ruido permanente y molesto por el alto caudal de aguas y el temor de que esas aguas afecten nuestras casas.
    Muchas gracias por la importancia que den a mi pedido y evitar vernos en algún canal de tv con el encabezado de casas afectadas por aguas servidas, saludos cordiales.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.