Quebradas quiteñas, un tesoro natural

Las quebradas del Distrito Metropolitano de Quito (DMQ) dan hogar a una gran variedad de especies de flora y fauna. Entre ellas se encuentran aves, que se han convertido en el símbolo e identidad de la ciudad y el país.

Este es el caso del descubrimiento de un nido de cóndores en la quebrada Itulcachi, sector de Pifo, al nororiente de la ciudad. Se trata de la especie del Cóndor Andino, considerada en peligro de extinción en el Ecuador, donde se registra que tiene una población silvestre de apenas 100 individuos, por lo que encontrar un nido de esta ave, junto al área urbana de Quito es sorprendente, alentador y muy importante en términos de la conservación de la especie.

La presencia, generalmente inadvertida por los habitantes de la ciudad, sorprendió a los investigadores. Más aún, al descubrir que una pareja de esta ave emblemática del Ecuador anida en una de las quebradas que circundan a su ciudad capital.

Conservación de grandes tesoros

Las quebradas quiteñas todavía son vistas por un importante segmento de la población como una vecindad indeseable; sitios inseguros e insalubres, olvidando que son también los espacios que albergan biodiversidad. Por ello, el Municipio de Quito, a través de la Secretaría de Ambiente ejecuta varias acciones tendientes a rehabilitar y dar buen uso público a estos espacios, que son considerados el mayor tesoro natural del Distrito Metropolitano de Quito (DMQ).

En el Distrito albergan a los últimos relictos de bosques andinos, secos y otros ecosistemas dentro del área urbana; son espacios que caracterizan a Quito.

Por su importancia ambiental, social y paisajística están dentro del Sistema Distrital de Áreas Protegidas y Corredores Ecológicos del DMQ, en una categoría de especial tratamiento, junto a otros tipos de áreas, denominado Áreas de Intervención Especial y Recuperación (AIER).

Se trata de áreas de propiedad pública, privada o comunitaria que, por sus condiciones biofísicas y socioeconómicas, previenen desastres naturales, tienen connotaciones histórico-culturales, disminuyen la presión hacia las áreas de conservación, permiten la funcionalidad, integridad y conectividad con los sistemas de Áreas Protegidas a nivel nacional y Distrital y con la Red Verde Urbana (corredores verdes) y constituyen referentes para la ciudad. Para revisar en detalle esta información se puede ingresar a: www.quitoambiente.gob.ec.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *