Seguridad vial se potencia en la Ruta Viva

Importantes trabajos de señalización vial se ejecutaron en la intersección de la calle Carchi con la Ruta Viva. Se instalaron dos reductores de velocidad, uno en cada sentido de circulación en la vía de servicio a la Ruta Viva, para que los conductores reduzcan la velocidad cuando se acercan al mencionado cruce.

El Municipio, a través de la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (EPMMOP), implementó este cambio amparado en criterios técnicos, ya que la vía de servicio a la Ruta Viva es principal, es decir, que está sobre la Carchi por ser una vía local considerada secundaria o menor. Este mismo criterio será utilizado para reubicar las señales que lo ameriten a lo largo de la Ruta Viva y sus vías de servicio.

A su vez, las señales de PARE que se encontraban sobre la vía de servicio o brazo vial de la Ruta Viva fueron reemplazadas y reubicadas. Actualmente se encuentran sobre la calle Carchi, ya que es vía secundaria en el sector. Los conductores deben habituarse a este cambio y respetar las señales de tránsito del lugar.

Adicionalmente, en la intersección con la calle Carchi se potenció y dio mantenimiento a la señalización horizontal y vertical: pasos cebras, flechas de direccionamiento, líneas de división de carril, reductores de velocidad; señales de PARE, No Entre, Ubicación de Sitio, entre otras. Todas ellas refuerzan la seguridad vial y optimizan la movilidad en el sector.

Lorena Zúñiga, moradora del sector, manifiesta su satisfacción con la implementación de los reductores de velocidad. “Antes, los choferes no respetaban el paso cebra para poder cruzar, ahora los carros frenan obligatoriamente y eso da tiempo de avanzar”. A su vez, agradece al Municipio por la gestión, pues contribuye a evitar accidentes de tránsito.

Se recomienda a los conductores no exceder el límite de velocidad permitido, que en esta zona es de 30 km/h. Además, tener en cuenta que en las zonas donde existan reductores de velocidad no se deben exceder los 25 km/h. Los conductores que transiten por el paso elevado en la intersección con la calle Carchi deben tomar en cuenta los nuevos trabajos y sobre todo la ubicación de las señales de Pare.

Respetar las señales no sólo evita sanciones, sino que además garantiza la seguridad de todos los ciudadanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *