Más de 800 personas fueron parte de la Cata del Café de Quito 2017

El delicioso aroma del café recién preparado invadió el Museo de Sitio de Tulipe, la mañana del sábado 5 de agosto. Al lugar se dieron cita más de 800 personas entre representantes de cafeterías, baristas, caficultores y amantes del café, todos reunidos para conocer la calidad del café producido en el Noroccidente de Quito.

La Cata del Café de Quito 2017 fue organizada por el Municipio de Quito, mediante la Agencia de Promoción Económica ConQuito, con el apoyo del BID/Fomin, el Ministerio de Agricultura y Ganadería, el Gobierno Autónomo Descentralizado de Pichincha y las Asociaciones de Caficultores del Noroccidente de Quito.

Guillermo Ortiz, responsable del área de Cadenas Productivas de ConQuito, indicó que “la Cata tiene tres objetivos fundamentales: primero conocer los perfiles del café producido durante el año para identificar los aciertos y errores cometidos durante el año, el segundo articular a los diferentes actores, y finalmente se busca posicionar el nombre y la marca para poder sustentar la denominación de origen en el futuro”.

Las actividades dieron inicio con el arribo de los buses que trasladaron a los visitantes desde Quito hasta Tulipe. El programa dio inicio con las palabras del productor Pablo Ponce, ganador de la edición de la Cata 2016, quien invitó a los asistentes a disfrutar de la belleza del Noroccidente de Quito y a sus compañeros productores a seguir trabajando por el crecimiento de la producción del café en la zona.

Mientras el panel formado por experimentados catadores nacionales y extranjeros realizaba la cata formal de las 10 muestras finalistas seleccionadas de entre 50 que fueron presentadas por los productores. Los visitantes pudieron escuchar charlas sobre temas de conservación, emprendimiento rural e insumos de producción, también, visitaron una finca cafetalera y la planta de procesamiento Santa Elena, lugar donde los jueces prepararon las muestras y realizaron procesos de calibración los días previos al evento. Los asistentes pudieron conocer más sobre el café en la Feria del Café donde disfrutaron de infusiones, emprendimientos y contacto con las asociaciones de productores.

“Hemos querido que este proceso sea lo más técnico posible para que sepamos que llegar a los más altos niveles de calidad es producto de un trabajo minucioso de todo el año y eso nos garantiza la posibilidad de colocar nuestro café en los mejores mercados, y que de esta manera el trabajo en nuestra tierra sea la posibilidad de mejorar la vida de nuestras familias, y la producción de nuestra ciudad y del país” señaló Alfonso Abdo, Director Ejecutivo de ConQuito, momentos antes de anunciar los resultados de la Cata del Café de Quito 2017.

Arnold Paz, presidente del panel de catadores, con amplia experiencia como catador en países como París, Taiwán, Corea, Japón, Estados Unidos, Honduras y Colombia comentó que “Ecuador tiene un excelente café, el paso que han tomado organizaciones como ConQuito de centralizar la producción en un lugar tan cercano a la capital, el ecoclima de la zona permite producciones de alta calidad. La característica principal de las muestras ha sido una base de chocolate oscuro con cierto amargor positivo, en acidez identificamos notas de naranja, mandarina, mora y mora azul, en cuanto al cuerpo hay una característica de viscosidad muy deseable con cuerpos sedosos, cremosos y aterciopelados apetecidos en el mundo del expreso por ejemplo”.

El panel de jueces fue muy variado y estuvo formado por Arnold Paz, representante de finca Santa Elena en Honduras con amplia experiencia en el mundo del café de especialidad, Ofelia Suárez, representante de una empresa compradora, Cesar Rengifo, catador colombiano representante de una finca vendedora de café, dos campeones baristas nacionales; Mario Idrovo de Ecuador y Anna Markova de República Checa, quienes aprovecharon para buscar cafés para la competencia mundial que se realizará en Seúl en el mes de noviembre.

En un momento de mucha emoción se dio a conocer los nombres de los caficultores con las seis muestras mejores puntuados, el ganador de la cata fue Henry Gaibor, con una muestra de café de su finca, Maputo. Al recibir el reconocimiento Henry Gaibor dio un emotivo discurso en el que agradeció el apoyo y dijo “siento una emoción por el reconocimiento del trabajo que hemos realizado con mucho amor y esfuerzo, trabajo de mi esposa, mi familia y mis trabajadores, estoy feliz porque ganamos todos. De mi finca dependen 43 familias que son quienes nos apoyan en la cosecha, y lo que producimos es bienestar para la gente de la zona. Me dedico a esto desde hace siete años y lo que el café de ha dado es bienestar. A mis compañeros productores solo les puedo decir que pongan dedicación y que sean estrictos porque esa es la clave del éxito”.

“Desde la primera cata hasta ahora los caficultores están más comprometidos y empoderados, buscan crecer, mejorar sus prácticas y ser reconocidos. Cada año hay nuevos actores que ven con buenos ojos como ha ido creciendo el Café de Quito, es interesante que al inicio del proyecto quienes apoyaban eran productores mayores con experiencia en el café, este año se han comprometido jóvenes que ven potencial en el tema del café y quieren desarrollar una cadena productiva sostenible con componentes de comerciales y de procesos sólidos” señaló Guillermo Ortiz, de ConQuito.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.