Arrancó el tercer torneo de las escuelas de fútbol del Patronato San José

En las canchas de los parques La Carolina y Cumandá, se realiza el campeonato de fútbol de las escuelas de esta disciplina deportiva del Patronato San José que se inició el pasado 8 de agosto. Una de las estrategias de la Alcaldía de Quito para la erradicación progresiva del trabajo infantil en la capital está centrada en el deporte.

Se considera que los niños, niñas, adolescentes (NNA) y jóvenes ocupen su tiempo libre de manera sana y restarle alrededor de 32 horas semanales al trabajo infantil, se ha convertido en una de las metas alcanzadas por la Unidad Patronato Municipal San José que fortalece gracias a la implementación de las escuelas de fútbol, el programa Habitantes de Calle.

Esta actividad deportiva se cumple en las dos canchas deportivas, se desarrolla en dos categorías niños, niñas, adolescentes y jóvenes de entre 8 a 12 años de edad y la otra con jóvenes de entre 13 a 16 años.

La Unidad Patronato Municipal San José organizadora de la competencia participa con sus equipos de las escuelas de fútbol en La Carolina, Solanda y Cumandá, también son parte del torneo los equipos de los centros de atención Casa de la Niñez 1 y Hogar de Paz.

La competencia futbolera integró a equipos invitados del Ministerio del Deporte, las escuelas de fútbol “Fuerza de Talentos” y “El Condado”, el mercado de Iñaquito se hizo presente con su equipo integrado por los hijos e hijas de los comerciantes del lugar y por último desde el barrio la Roldós acudió con su equipo de fútbol para participar del torneo.

En total 80 niños y jóvenes viven el fútbol como una pasión y la adrenalina seguirá incrementándose hasta la final que tendrá lugar el domingo 20 de agosto. Los partidos se juegan en la mañana en las canchas del parque La Carolina, desde las 09:30 a 12:00 y en la tarde en el parque Cumandá desde las 14:00 a 16:00.

Bajo la atenta mirada de sus entrenadores, los jugadores dan lo mejor de sí para conquistar triunfos y llegar a ser campeones. David Duerto, responsable del programa Habitantes de Calle, resaltó la excelente acogida que van teniendo las escuelas de fútbol por parte de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes.

“Están aprovechando su tiempo libre haciendo lo que les gusta, muchos encontrarán en la práctica del fútbol una oportunidad para llegar al profesionalismo, nosotros hacemos un seguimiento constante tanto en sus estudios como en una reinserción escolar, siempre pensando en la prioridad del Patronato que es restablecer sus derechos”, asegura.

Desde la provincia de Bolívar llegaron a la capital hace poco más de tres meses Patricio Cuji y Carlos Guano de 16 y 14 años, respectivamente, de inmediato se enteraron de la existencia de la escuela de fútbol que el Patronato San José mantiene en el parque La Carolina y se integraron. Los dos sueñan con llegar a ser parte de un equipo profesional y qué mejor si fuese el Barcelona comentan, porque es su equipo favorito.

“Nosotros venimos a la capital para alejarnos de las cosas malas que ya estaban llegando al colegio donde estudiábamos, ahora hacemos las cosas que nos gustan, los profes nos guían y nos enseñan disciplina y especialmente nos incentivan a cumplir nuestros sueños”, coinciden los dos jóvenes.

Las mujeres también son parte de esta competencia futbolística, mostrando sus habilidades con el balón varias chicas integran los equipos mixtos una de ellas es Katya Guitarra, sus 13 años reflexiona sobre el uso del tiempo libre de manera productiva y saludable y recomienda a los jóvenes a hacer cosas que les sume valor. “El deporte, en este caso el fútbol aleja de los vicios y de todo lo malo que puede perjudicar a nuestro cuerpo y mente”, resalta.

Según se dio a conocer por parte del programa Habitantes de Calle del Patronato San José una vez concluido el torneo que se desarrolla se prevé para la última semana de agosto un torneo relámpago para las mujeres. Este evento deportivo se cumplirá en las canchas de Solanda.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.