El diálogo de campanas vitalizó el Centro Histórico

La Alcaldía de Quito y la Embajada de España en Ecuador, ofrecieron la noche de este 2 de septiembre, el excepcional diálogo de campanas que vitalizó el Centro Histórico de Quito como parte de la programación ‘Semana del Patrimonio 2017’.

De 20h00 y 21h00, las centenarias campanas de los conventos e iglesias de las Agustinas de San Juan, el Carmen Bajo, San Agustín, Santa Catalina de Siena y Santo Domingo, muchas de ellas recientemente restauradas por el Instituto Metropolitano de Patrimonio con el apoyo de la Cooperación Española, repicaron y emitieron acordes armoniosos que revitalizaron el Centro Histórico de Quito, mientras decenas de quiteños y visitantes nacionales y extranjeros participaban fascinados en el Paseo de la Escucha dirigido por el maestro campanero español Llorenç Barber.

El Paseo de la Escucha: Diálogo de Campanas inició con un evento formal realizado en la Casa del Patrimonio, ubicada en la calle García Moreno y Manabí.

Buenas noches, al iniciar la Semana del Patrimonio les doy la más cordial bienvenida al Instituto Metropolitano de Patrimonio de Quito. Este año cumplimos 39 Años de haber sido declarados como Primer Patrimonio Cultural de la Humanidad por parte de la UNESCO. Es un honor y un orgullo iniciar esta Semana del Patrimonio del año 2017, con la compañía del Embajador de España y su equipo, porque España ha sido un compañero que nos ha acompañado desde hace 30 años en la conservación del patrimonio de Quito, manifestó en la apertura de la celebración la Directora del Instituto Metropolitano de Patrimonio, Angélica Arias Benavides.

Esperamos que el día de hoy podamos vivir el patrimonio, puedan conocer un poco más sobre el trabajo que se ha hecho y podamos escuchar el sonido de las renovadas campanas. Es importante indicar que las 31 campanas que se han restaurado durante este año y el año anterior, han sido restauradas por primera vez en su vida. Además, los campanarios ha sido rehabilitados y asegurados, ahora podemos subir de manera segura a muchos de ellos, puntualizó.

El compromiso de la Cooperación Española con el patrimonio histórico de Quito se remonta como AECID a 1987, año del terremoto que afectó a Quito. La conservación y puesta en valor de la enorme riqueza arquitectónica, urbana, de bienes inmuebles e inmaterial de esta primera ciudad declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO, ha sido constante y decidida, este apoyo se va a mantener en el futuro, indicó seguidamente el Embajador de España en Ecuador Carlos Alfonso Abella y de Arístegui.

Entre los años 2015 y 2017, mediante el proyecto Recuperación y Salvaguardia del Patrimonio Sonoro del Centro Histórico de Quito: Órganos, Campanas y Códices, se han formado 16 técnicos ecuatorianos, intervenido 30 libros corales y 31 campanas en 6 de las iglesias de Quito, además de sus respectivos campanarios, esto ha permitido tener ahora un patrimonio sonoro para el disfrute de la ciudad de Quito y de sus ciudadanos. Hay que venir a Quito a oír la campanas, subrayó el Embajador de España.

Luego del evento protocolario autoridades e invitados visitaron los talleres de restauración de libros corales y campanas, donde observaron, escucharon con atención y conocieron en detalle los procesos ejecutados para la recuperación de estas importantes expresiones del valioso patrimonio sonoro de la ciudad.

Eran cerca de las 20h00, cuando las autoridades e invitados especiales, salieron de la Casa del Patrimonio y en una primera parada en la calle García Moreno, escucharon a la distancia el mágico sonido de las campanas del Monasterio de las Agustinas de San Juan, repicadas por las propias monjitas.

Luego las decenas de visitantes encabezados por el maestro Llorenç Barber, el Embajador de España y la Directora del IMP, .caminaron por las calles García Moreno y Olmedo hasta las puertas del Monasterio del Carmen Bajo, donde las monjitas hicieron escuchar el cautivante sonido de las remozadas campanas.

Seguidamente, los participantes en el Paseo de la Escucha continuaron por la calle Guayaquil hasta la calle Chile, aquí en las afueras del Convento San Agustín escucharon encantados el repicar de las sonoras campanas ejecutado por músicos de la Orquesta de Instrumentos Andinos y varios voluntarios. Algunos inclusive tuvieron la suerte de ingresar al convento cuyo patio lucía hermoso y subir hasta el campanario para mirar y escuchar el repicar de las campanas dirigido por la maestra mexicana Montserrat Palacios.

Posteriormente, los participantes del Paseo de la Escucha avanzaron por las calles Chile y Flores, hasta la esquina de la calle Espejo, donde escucharon cautivados el repicar las pequeñas campanas de la Iglesia de Santa Catalina de Siena tocadas por las monjitas del claustro. Al final del repique una de las monjitas saludó desde el campanario recibiendo como respuestas sonoros y calurosos aplausos de felicitación por la magnífica interpretación.

El Paseo de la Escucha finalizó en el Convento de Santo Domingo, que acogió cariñosamente a decenas de visitantes, quienes escucharon un magistral repique de campanas ejecutado por varios integrantes de la Orquesta de Instrumentos Andinos.

El evento terminó con el desvelamiento de una placa de reconocimiento a la cooperación permanente del Gobierno Español para la preservación del patrimonio de la ciudad de Quito, y la entrega de certificados a los músicos y voluntarios que participaron en el Paseo de la Escucha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.