Comerciantes y emprendedores tendrán un nuevo Centro Comercial en el Pasaje Sanguña

Tras el anuncio realizado por el Alcalde de Quito, Mauricio Rodas, sobre el inicio de la construcción del nuevo Centro Comercial en el Pasaje Sanguña, los comerciantes del Centro Histórico tienen la gran ilusión de transformar sus condiciones de vida y de trabajo. Hace más de 7 años que conviven entre el polvo y la inseguridad.

En el pasaje Sanguña conviven alrededor de 400 comerciantes. Luego del hundimiento que se produjo en el lugar el 10 de abril de 2010, este pasaje ha permanecido en total abandono. En el año 2011, la Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento de Quito (EPMAPS) realizó la reparación de dicho colector y la red de evacuación sanitaria que atraviesa el predio del centro comercial.

Concluidos estos trabajos, durante la anterior Administración Municipal, el Pasaje Sanguña se convirtió en un espacio polvoriento e inseguro que ha afectado la vida y el trabajo de los comerciantes en los últimos 7 años.

La mañana de este martes 26 de septiembre de 2017 varios comerciantes de este pasaje, ubicado en el sector de las calles Mideros y Chile, de El Tejar, no dejaban de hablar del tema de la construcción del nuevo Centro Comercial que cada vez los alegra más y más….

“Luego de la buena noticia que nos vino a dar el propio Alcalde Mauricio Rodas, este viernes 20 de septiembre, no cabemos de la felicidad”. Así lo expresó Gladys Cueva quien trabaja más de 40 años vendiendo artefactos eléctricos. “Han sido siete años de martirio, siete años de respirar polvo que nos ha afectado en nuestra salud. Pero gracias a Dios con el nuevo Centro Comercial estaremos muy felices”, señaló.

Asimismo, doña Olga Lucrecia Quinteros, de 70 años de edad, de los cuales 20 ha trabajado vendiendo telas en este Pasaje, aún no puede creer que por fin se vayan acabar las deplorables condiciones del lugar. “Ya hemos padecido bastantes años, incluso los compradores viendo esta desgracia se han ahuyentado y ya no vienen… Pero tenemos la esperanza de que con el nuevo Centro Comercial que ya mismo empieza a edificarse vuelvan nuestros clientes, como era antes”.

En las actividades económicas de esta zona también trabajan varios estibadores que entran y salen transportando mercadería. Uno de ellos es Cristóbal Manzano, quien este 26 de septiembre, luego de transportar grandes cajas de electrodomésticos se dedicó a regar agua con una manguera para aplacar el polvo. “Yo trabajo años aquí como estibador y me alegra mucho saber que vamos a contar con un moderno centro comercial”, señaló.

Equipada con franelas y en plenas labores de limpieza de polvos encontramos a Fabiola Live, quien vende según ella, de “todo un poco” más de 40 años. “Esto es lo que hago ya más de 7 años, apenas abro el puesto tengo que pasar la franela para sacar el polvo. Ventajosamente este sufrimiento se va a acabar. Nos sentimos felices y estamos contando los días para el comienzo de la obra”.

Pero no solamente los comerciantes están felices con el anuncio de la construcción del nuevo Centro Comercial del Pasaje Sanguña, a los compradores también les entusiasma esta buena noticia.

Olga Chiluisa Y María Bustillo, costureras de profesión, compraban la mañana de este 26 de septiembre telas para confeccionar vestidos. “Acabamos de recibir la buena noticia que se va a construir el Centro Comercial, eso nos ha alegrado muchísimo. Gracias señor Alcalde en nombre de los clientes que siempre llegamos acá porque los precios son más convenientes”, dijeron.

Otro cliente, don Luis Dávila, quien llegó desde el sector de Chillogallo a comprar zapatos expresó que escuchó lo del nuevo Centro Comercial “Indudablemente que eso es muy bueno, dotar al Centro Histórico de un lugar digno tanto para los comerciantes como para nosotros los clientes”, señaló.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.