55 incendios y 263 conatos se presentaron en la Temporada Seca en el Distrito

La temporada seca concluyó en el Distrito Metropolitano de Quito. Actualmente nos encontramos en un periodo de transición hacia la temporada de lluvias por los que en la última semana se han presentado fuertes precipitaciones en varios puntos de la ciudad.

El Secretario de Seguridad y Gobernabilidad, Juan Zapata, informó que en la temporada seca se presentaron 55 incendios forestales y 263 conatos de incendio. El total de eventos atendidos por el Cuerpo de Bomberos del DMQ es de 318, con la afectación de 880 hectáreas.

En comparación con el año 2015, que fue uno de los más fuertes que se han presentado en el Distrito, gracias a las acciones emprendidas por el Municipio de Quito, se evidencia una reducción del 23% de hectáreas afectadas por incendios forestales.

En relación a los incendios más complicados de nivel 3, es decir que superan las 10 hectáreas consumidas, se produjeron en el Atacazo, en el Cerro Puntas y Cochauco. En estos eventos se vieron afectadas 773 hectáreas.

En cuanto a vientos fuertes se registraron 43 eventos en la ciudad, lastimosamente se presentaron 17 heridos, 23 caídas de árboles, 2 caídas de vallas publicitarias y desprendimientos de techos.

En el Plan de Mitigación y Respuesta para la Temporada Seca implementado el 30 de mayo de 2017, El Municipio de Quito puso a disposición a 1.352 efectivos y 182 recursos logísticos, entre autobombas, vehículos de soporte, ambulancias, entre otros.

Para el monitoreo y vigilancia de nuestros bosques (256 mil hectáreas), se ubicó 5 torres de observación con un alcance de visibilidad de 5 kilómetros. Es un radio de visión que permite observar columnas de humo en cualquier parte del Distrito. El Ilaló, el Cerro Auqui, el Cerro Casitagua, La Forestal y La Comuna son lugares estratégicamente seleccionados.

Además se contó con 604 cámaras de video vigilancia, 161 guarda parques y el apoyo del Grupo Motorizado, que son 131 agentes de Bomberos Quito, Policita Metropolitana y la AMT. A estos equipos de monitoreo y vigilancia, se contrató a 60 bomberos comunitarios. Los bomberos comunitarios son vecinos de las zonas más vulnerables a incendios forestales que cooperan en las labores de primera respuesta y alerta.

El Municipio ubicó, en distintos sectores de la ciudad con más susceptibilidad a incendios, 52 semáforos forestales. Estos artefactos miden el nivel de propagación de incendios de la zona y permiten tomar medidas preventivas.

Para combatir con mayor eficacia los incendios forestales y el monitoreo del territorio, Quito se convierte en la primera ciudad del país en adquirir un helicóptero especializado en la atención de emergencias e incendios forestales. ‘Argus’, el nombre de la aeronave que ha permitido combatir el fuego desde el aire y llegar a zonas de difícil acceso. Además está equipado para trasladar heridos, tiene capacidad para 7 personas o 4 personas y dos camillas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.