Asistentes a la “Casa Saber Pega Full” consideran a este espacio como su segundo hogar

Desde el primer día la Casa Saber Pega Full (CSPF), del Municipio de Quito, me acogió con afecto, sin discriminación y me aceptaron como soy, dice Omar Quiroz, tras cumplir su primer año de participar en los distintos talleres en donde aprendió sobre salud sexual y reproductiva, tiene muchos amigos y está cumpliendo sus metas, lo cual le hace sentir que esté espacio es su segunda casa.

Omar, joven de 20 años, comenta que al acudir a la CSPF le ha permitido superar muchas situaciones que venía enfrentando desde hace muchos años. Está alcanzando las metas que se propuso en especial el de llegar a ser docente. Luego de asistir a los distintos talleres, el que más le gusto fue el baile prendió mucho.

“Antes de llegar era una persona tímida no conversaba con nadie, pero ahora tengo muchos amigos. Este año no he desperdiciado mi tiempo, porque ya soy líder de la CSPF, aprobé el curso de preparación que duró 6 meses, todo lo aprendido siempre lo tendré presente” agregó.

Omar Quiroz, de 1.65 m de estatura, tez trigueña, vive en Guamaní, junto a su hermano, su madre y padrastro. Su madre trabaja en la construcción como albañil. La distancia no ha sido impedimento para asistir a la CSPF, allí recibió bastante ayuda para retomar sus estudios, apoyo sicológico y de autoestima. Mantiene buena relación con todos los asistentes y con los instructores. Katy es una amiga muy especial porque siempre le apoyó.

Sobre los talleres de salud sexual y salud reproductiva, dice que él consideraba que sabía todo, pero en la CSPF aprendió sobre los métodos anticonceptivos, y los derechos sexuales y reproductivos. No sabía que existía derecho para expresar sus sentimientos libremente. Los tipos de violencia sexual le marcaron. En salud sexual está capacitado para informar a otros chicos, incluso lo hace en su barrio y a su familia.

Como Omar Quiroz, la CSPF en estos tres años de vida institucional ha brindado apoyo a adolescentes y jóvenes que han pasado por sus talleres, especialmente a chicos que llegaron desorientados, que abandonaron sus estudios, con problemas familiares, con problemas de adicciones, embarazos juveniles, adolecentes con discapacidades físicas o intelectuales, han recibido información y motivación para que enrumben su vida y sobre todo crean en sus capacidades y su potencialidad.

La CSPF se concentra en las acciones de promoción de la salud sexual y salud reproductiva, entendiéndose también que la promoción de la salud es el uso adecuado del tiempo libre, como una estrategia que contribuye a disminuir riesgos y sobre todo promover estilos de vida saludables y alcanzar en los adolescentes el autocuidado de la salud.

La CSPF desde su creación (noviembre 2014) ha llegado a alrededor de 25 mil adolescentes y jóvenes con los mensajes del proyecto de salud sexual y salud reproductiva a través de diferentes dinámicas y en diferentes espacios públicos. La CSPF trabaja de manera integral en Bienestar de la salud física, Bienestar de la salud emocional, Integración comunitaria.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *