Municipio gana Premio Sacha por el proyecto “Quito Endémico”

El Municipio de Quito a través de la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas EPMMOP ganó el tercer lugar en los Premios Sacha, en reconocimiento a las buenas prácticas ambientales con el proyecto «Quito Endémico».

El Premio Sacha difunde y promueve las buenas prácticas forestales y de transformación de madera de origen legal, a través del reconocimiento y la premiación de acciones, proyectos y emprendimientos que cumplan con las condiciones de ser socialmente justos, ambientalmente amigables y económicamente rentables.

La premiación se realizó la noche del pasado 19 de octubre, en las instalaciones del Jardín Botánico. En dichas instalaciones la EPMMOP participó en la séptima categoría “Repoblamiento y Ornamentación Urbana” de los Premios Sacha, organizados por varias instituciones internacionales y nacionales, como la Organización Internacional del Trabajo OIT, World Wildlife Fund – WWF, Ecuador Forestal, entre otras.

Con el objetivo de tener una ciudad con más árboles, una mayor presencia de vida y mejorar la calidad ambiental, la EPMMOP se ha propuesto incrementar la cantidad de árboles y plantas nativas, porque tienen una mejor adaptabilidad al medio, reaccionan mejor al verano, son menos propensas a plagas, se adaptan rápidamente, y generan un manejo sustentable, ya que producen ahorro de agua y energía.

Desde el 2015 al 2016 la siembra de árboles prácticamente se ha duplicado, creciendo de 7000 unidades en el 2015 a más de 13000 unidades plantadas en el 2016. Y en el 2017 la línea de incremento se ha manteniendo con 13178 árboles (y arbustos) sembrados hasta la fecha.

Quito Endémico, implica reconstruir el ecosistema y restablecer el equilibrio natural en la urbe dando paso a corredores verdes, los cuales están formados por las áreas verdes y los parques que conforman el arbolado urbano. De vital importancia para la avi fauna ya que al tener mayor cantidad de vegetación estas tendrán donde anidar, alimentarse y descansar.

Es un reconocimiento al esfuerzo de la Dirección de Áreas Naturales, que se dedica a la investigación, innovación en temas ambientales, y al buen manejo de las prácticas que hemos implementado en Quito. Gracias al banco de semillas, al laboratorio de micro propagación, al equipo de viveristas, jardinería, arborización y podas quienes han sabido entender la importancia de la implementación y manejo de nativas en la ciudad y lo han sacado adelante” Daniela Dávalos – Directora de Áreas Naturales – EPMMOP.

La calidad de vida para los quiteños mejora con la presencia de vegetación en sus alrededores, incluso la plusvalía aumenta al contar con mayores espacios verdes, te invitamos a conocer más del proyecto en ejecución:

Innovación con el proyecto “Quito Endémico”

La introducción de especies nativas, con un mayor porcentaje que las exóticas. Por ejemplo, la Acacia negra «Acacia melanoxylon» (utilizada en el pasado) se ha comprobado que no es la correcta para arbolado urbano, así se ha cambiado por árboles como el Arupo «Chionanthus pubescens» que son nativos y visualmente más vistosos.

Los arboles ahora vienen en funda quintalera para lograr que estos puedan crecer con mayor efectividad, además vienen acompañados con tutores para su óptimo crecimiento.

Se ha implementado el sistema de alcorques para un óptimo desarrollo de las raíces, y que el árbol pueda recibir la humedad necesaria al regarlo evitando el levantamiento de adoquines o concreto en la acera.

De la misma manera se maneja un sistema de podas para evitar accidentes y tener árboles sanos (se eliminó la práctica del desmoche que constaba en cortar la punta del árbol para que este no se desarrolle con normalidad) lo que ha permitido tener árboles más frondosos y sanos.

Una mayor presencia de árboles nativos es inminente en la ciudad y sus alrededores, así como un incremento en la avi fauna. También sembramos plantas nativas, actualmente en el Bulevar de la Amazonas se ha construido varias jardineras con especies nativas, la implementación de un humedal y un semillero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.