Ashanka, una oportunidad para emprendedores y seguridad para los clientes

Ashanka es una palabra quichua que significa canasta, este es el nombre que Johana Calderón, Rocío Castro y Edwin Carpio eligieron para su emprendimiento. Ashanka es una tienda virtual que ofrece a pequeños y medianos empresarios un canal de distribución digital a nivel nacional, y a los clientes un espacio virtual de compra segura y de alta calidad.

“Nuestro emprendimiento tiene base social, a través de la plataforma hemos creado un espacio en la que los micro, pequeños y medianos empresarios, además de los clientes se sientan parte de una comunidad enfocada hacia el bien común y el comercio justo” comentó Johana Calderón, socia de Ashanka.

En la tienda virtual www.ashanka.ec los productores cuentan con un espacio para comercializar sus productos, el valor agregado para quienes los adquieren son la innovación, la calidad y la entrega a domicilio con tiempos de recepción cortos.

En la página se puede encontrar una variedad de productos en las categorías de juguetes didácticos y juegos para todas las edades; accesorios de maternidad; productos para el cuidado de la piel y cabello; decoración y alimentos. Los productos cumplen con altos estándares de calidad y producción amigable con el ambiente.

Este equipo de emprendedores cuenta que iniciar con el emprendimiento requirió sobre todo fuerza de voluntad y confianza en su idea. El desembolso más importante fue la parte de implementación de la tienda, hacer que la plataforma funcione representó el 60% del capital invertido hasta ahora.

“Emprender es una oportunidad de hacer lo que realmente te gusta y te apasiona, donde eres el dueño de tus éxitos y tus fracasos además de que te das la oportunidad de soñar, de hacer tus sueños realidad y ayudar a otras personas” señaló Rocío Calderón.

Su emprendimiento tiene un año y actualmente se encuentra incubado en ConQuito “es una fortaleza pertenecer al ecosistema de emprendedores, donde además de compartir con otros emprendedores dudas, soluciones, oportunidades, existe un gran equipo que apoya con pautas y guías en este constante aprendizaje” comenta la emprendedora.

Parte de su esencia es el apoyo social y el aporte a la economía pues busca fomentar el comercio electrónico emergente en el país.

La facturación actual de este emprendimiento ha ido en crecimiento, oscila entre $800 y $900 dólares mensuales. A partir del mes de octubre tienen previsto implementar nuevas estrategias de ventas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.