Municipio apoya al cantor de la parroquia rural

El sábado 28 de octubre, finalmente, los representantes de 22 parroquias rurales que se han inscrito en el concurso disputaron el trofeo como Cantor de mi parroquia. Se trata de un proceso para seleccionar artistas populares de la ruralidad quiteña para valorarlos, promoverlos e incluirlos en la programación de las Fiestas de Quito.

 Algunos participantes agradecieron a la Municipalidad por apoyar a la cultura de  cada una de las parroquias porque salen los futuros talentos y que año tras año se siga con estos eventos.

La actividad desplegada en el Teatro Capitol cumplió con la Resolución A015 sobre Derechos Culturales suscrita por el alcalde Mauricio Rodas en junio de 2016. El primer eje transversal de ese instrumento legal se refiere a la ocupación del espacio público: “El espacio público es el lugar de encuentro de los ciudadanos, el espacio democrático por naturaleza, el lugar en el que las personas ejercen sus derechos y expresan su cultura”.

También con el segundo eje transversal de la Resolución, centrado en “la experiencia de la cultura”, que determina que “en el Distrito Metropolitano de Quito se propiciarán experiencias culturales que contribuyan a la apreciación de la diversidad cultural, del patrimonio y de la identidad”.

De igual manera promueve, protege y permite el ejercicio del derecho consagrado en el artículo 8 de la misma resolución, referido al acceso y participación en la vida cultural, el derecho “que tiene toda persona a difundir sus propias expresiones culturales y a tener acceso a expresiones culturales diversas”.

Mediante Resolución expedida por el Concejo Metropolitano de Quito de este 5 de octubre, se creó el Programa Cultural “Cantor de mi parroquia” que tiene como fin estimular y normar los derechos ciudadanos de los habitantes de las 33 parroquias rurales de Quito, para acceder y participar en la vida cultural mediante programas incluyentes.

Edición 2017

Muchos de estos artistas son talentos escondidos que no han tenido la oportunidad de salir a la luz, artistas de primer nivel, y justamente la idea es brindarles plataformas de promoción y crear una base de datos de los nuevos talentos que van naciendo.

En el 2016 la edición de ‘Cantor de mi parroquia’ tuvo una acogida extraordinaria. Hubo llenos completos en el Teatro Capitol con más de 25 participantes.

Esta convocatoria garantiza el ejercicio de derechos consagrados en el artículo 380 de la Constitución de la República. También cumple con lo dispuesto en la resolución A015 del Municipio del Distrito Metropolitano de Quito, sobre los derechos culturales de los ciudadanos del DMQ.

Con las parroquias rurales también se desarrolla el proyecto Baila Parroquia para impulsar los grupos de danza de este sector del DMQ.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.