Continúa la socialización del proyecto QuitoCables con los vecinos del Noroccidente

y los beneficios que brindarán a los moradores de esta zona, que desde hace muchos años ha sufrido por la falta de un servicio de transporte público de calidad y por de servicios básicos.

Posteriormente, este grupo de dirigentes se trasladaron hasta el Barrio Colinas del Norte para conocer los avances de la construcción de la estación ubicada en dicho barrio que será el corazón del sistema. Aquí se ubicarán todas las maquinas que moverán el Sistema.

Técnicos municipales expusieron muchas de las ventajas de la implementación de este sistema de transporte que en ciudades como Medellín-Colombia, la Paz-Bolivia o Santiago de Chile por que brinda: seguridad, comodidad, es amigable con el medio ambiente, ahorra tiempo en el traslado de pasajeros.

A todas las ventajas que conlleva la construcción de los QuitoCables se suma la construcción de obras de regeneración integral en los barrios del Noroccidente en temas de vialidad, espacio público, contenerización, alcantarillado, agua potable, regulación de barrios y obras sociales dirigidas a adultos mayores con los centros de atención 60 y Piquito o los Guagua Centros para niños.

El representante de la Quito Norte, Julio Cevallos indicó que esta socialización ha sido muy provechosa para conocer a detalle este proyecto: “Creo que es una necesidad imperiosa para quienes vivimos en la zona del noroccidente desde hace muchos años, antes debíamos coger un bus en la Carolina hoy el Municipio nos ofrece esta posibilidad y algunos protestan porque están manejados políticamente”, dice don Julio.

Don Julio escuchó que la primera línea tendrá 3.7 km, y atravesará las parroquias de La Ofelia, Cotocollao y El Condado. QuitoCables beneficiará a la movilidad de los barrios del noroccidente, ya que dará soluciones de vialidad y transporte público en un solo proyecto. Este sistema beneficiará alrededor de 200.000 habitantes de 40 barrios del Noroccidente. La tarifa referencial será de 35 centavos y se conectará directamente con el Corredor Central Norte. La demanda estimada del proyecto, en su primera fase, será de 28.000 viajes diarios.

Doña Piedad Viteri, dirigente del sector la Comuna del barrio Jaime Roldós, indicó que está muy feliz por la construcción de los QuitoCables, ella indica que con esta gran obra su barrio ganara plusvalía, y por fin tendrán un servicio de transporte digno. “Ya no viajaremos como papas, y por dos horas para llegar desde la Roldós a la Ofelia; estoy de acuerdo con que continúe esta obra ya que beneficiará no solo a los habitantes de este sector sino que es una gran obra para los quiteños, me molesta que hayan políticos que quieran lavarnos el cerebro para que la gente se oponga a esta obra”. Dijo Viteri.

Piedad oía con atención y se contentaba al saber que este proyecto estará compuesto de 80 cabinas con una capacidad para 10 pasajeros cada una. Tendrá 28 pilonas distribuidas a lo largo del trazado, también 4 estaciones (Ofelia, Mariscal, Colinas, Roldós) cuyo diseño es amigable con el entorno y con los usuarios, permitiendo el acceso de personas con movilidad reducida. El tiempo estimado de viaje es de 14 minutos.

Luego los dirigentes visitaron la Estación Colinas del Norte del proyecto donde fueron recibidos por técnicos del Cuerpo de Ingenieros del Ejército con quienes visitaron la obra y constataron cómo avanzan los trabajos de cimentación en la estación motriz que permitirán que este sistema se mueva.
En esta estación se terminó la construcción de la cimentación, aquí se han fundido 24 pilas prebarrenadas, que por las características del terreno, requerían de una cimentación profunda y que sustentarán grandes pilotes de hierro que sostendrán los cables por donde circularán las cabinas de los QuitoCables por la cuatro estaciones de embarque y desembarque.
Uno de los dirigentes de Colinas del Norte, Abram Vicente, luego de visitar esta estación, indicó que este ha sido un día muy bueno ya en la mañana conocieron los pormenores del Proyecto QuitoCables y hace pocos minutos acaban de constatar los avances de la parada de Colinas del Norte. “Yo apoyo esta obra porque tenemos muchos problemas de falta de transporte, pero también veo que esto podría atraer a los turistas nacionales o internacionales para que lleguen hasta nuestro barrio y conozcan esta gran obra que nos permitirá llegar en pocos minutos. Ahora para llegar desde la Ofelia me demoro cerca de una hora y media y por esos apoyo al 100% esta obra”, señaló.

Finalmente Carmen Herrera, del sector la Planada, dijo que en las mañanas sufre mucho por la aglomeración de personas que buscan como dirigirse a sus trabajos o los jóvenes a su colegio porque hay muy pocas unidades. “Este proyecto me parece bueno porque tendré más tiempo para atender a mi familia, ya que vivo cerca de 30 años y nunca se nos ha solucionado los problemas del transporte y ahora quiero que ya este funcionado estos Quito Cables”, reiteró Herrera.

Socialización Quito Cables
Socialización Quito Cables

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.