Quito aprobó normativa para mejorar la calidad del aire

El Alcalde Mauricio Rodas, en la entrevista con los medios de la Capital, se refirió a la nueva normativa que tiene la ciudad para mejorar la calidad del aire en el Distrito Metropolitano de Quito. A partir del 2018 el transporte público tendrá que pasar dos revisiones técnicas anuales.

“Es una ordenanza importante la que se aprobó el pasado día jueves 16 de noviembre, ratifica la vocación sustentable de nuestra administración municipal. Seguir avanzando para mejor los niveles de protección del ambiente, de los recursos naturales en nuestra ciudad”, manifestó el Burgomaestre.

En sesión ordinaria el Concejo Metropolitano aprobó la reforma al capítulo 3 de la Ordenanza Metropolitana 213, relacionada con la contaminación vehicular en el Distrito Metropolitano de Quito (DMQ), para mejorar la calidad del aire de Quito. La aprobación, que contó con el respaldo unánime del Concejo Metropolitano, dispone entre otras resoluciones, que se mantengan las dos revisiones técnicas vehiculares para los automotores de carga, transporte público y comercial que circula en el DMQ. Medida que regirá desde el 2018.

“Esta nueva norma establece requisitos más exigentes en materia de controles para mejorar la calidad del aire en nuestra ciudad y fue fruto de un amplio consenso en el Concejo Metropolitano lo cual obviamente nos satisface a todos”, señaló Mauricio Rodas.

Entre los puntos relevantes de la reforma a la Ordenanza aprobada son:

  • Un control que incluirá pruebas físicas lo que determinará si los vehículos están calibrados a las condiciones particulares de Quito. Esto asegurará el cumplimiento de la norma de emisiones vehiculares vigente para vehículos nuevos que entren a operar en la ciudad, además, del correcto funcionamiento del vehículo. En la actualidad se efectúan controles documentales de las condiciones mecánicas de los vehículos que ingresan para ser comercializados en el país.
  • Además, se implementará un sistema de marcación de catalizadores o dispositivos post-combustión, con el fin de evitar se manipule este componente al momento de someter al vehículo a la revisión técnica vehicular.
  • Para vehículos nuevos modelo 2019 en adelante, el límite de opacidad será del 30%, lo que reducirá las emisiones vehiculares. El límite actual de opacidad es del 50%, exigiendo que los vehículos en circulación a diésel de transporte público y comercial sean Euro III.
  • La medición dinámica de emisiones para vehículos de transporte público y comercial. Esta medida permite identificar aquellos casos en los cuales los vehículos fueron manipulados con el fin de aprobar la revisión técnica vehicular obligatoria.
  • Quito será la primera ciudad en el país en medir material particulado 2.5, en la revisión técnica vehicular obligatoria, que es una de las principales causas de afecciones respiratorias.
  • Así también, se refuerzan las sanciones económicas a los infractores y se prevé la aplicación inmediata de la sanción de 10 a 37,50 dólares (el 10% de una remuneración básica unificada)

Mauricio Rodas, indicó que a nombre de la ciudad, reiteró el pedido al Gobierno Nacional para que, a través del Ministerio de Hidrocarburos, se autorice el mejoramiento de la calidad de combustibles que se entrega a Quito, en consideración de las condiciones de ciudad de altura que tiene la capital.

La reforma aprobada, además, le otorga mayor competencia de acción a la Secretaría Metropolitana de Ambiente, en el ámbito del control sobre la contaminación vehicular en el Distrito.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *