Jóvenes cuentan leyendas y cantan en el “2do Festival Jóvenes Quito”

La leyenda de Cantuña, (posiblemente creada en 1776), es una de las más conocidas en la capital y no fue solo contada, sino cantada al público beneficiario del proyecto “Jóvenes Quito” que se dieron cita,a las 15:00, en el Centro Cultural de Arte Quiteño.

Aquí se disfruta del “2do Festival de jóvenes Quito 2017” que reúne a un centenar de jóvenes de varios talleres quienes fusionan percusión, guitarra, canto, baile, danza contemporánea, malabares, acrobacia, Break dance, defensa personal, Parkour, Capoeira y teatro, para festejar a Quito en sus 483 años de fundación.

Andrea Pérez es la psicóloga del Centro Casa de las Juventudes y sostiene que este es el segundo evento performático que busca aunar esfuerzos de los talleres con el fin de familiarizar a jóvenes artistas comprometidos con el arte y la cultura, pues les permite un mayor desarrollo emocional y humano, y qué mejor que demostrar estas habilidades como un homenaje a Quito.

El Circo Social presentó su espectáculo de malabares,batucada y break dance; show de ula ula y trapecio. Mientras el Diablo Uma danza, salta, con sus acrobáticos pies y la fortaleza de su espíritu interactúa con el público y se fusiona con el equipo de guitarra de los jóvenes de Casa Metro quienes cantan canciones inéditas; así como también la participación del coro “Jóvenes Quito” bajo la dirección del maestro Guido Cedeño, para cantar a Quito

La realización del festival, es además el lugar propicio para que jóvenes emprendedores den claras muestras de sus habilidades, así que prepárense a degustar de chocolates, comprar algunas artesanías, disfrutar de la pintura o si alguna vez quiso un tatuaje pero no se atrevía a hacérselo, este es el sitio preciso, para elegir un tatuaje temporal.

Jhonny Simbaña, es uno de los emprendedores que puso a ojos del público agendas, libretas, llaveros y máscaras. “Me lancé en lo del reciclaje, lo mío es no dañar el planeta” dice; refiriéndose a Casa de las Juventudes dice “Ustedes me han dado una mano, me permiten participar en eventos, me recomiendan con gente, me ayudan con transporte y me permiten desarrollar mis habilidades”

El festejo culminó con el espectáculo denominado “El Robo del Espíritu”, una obra de defensa personal y capoeira que lucha donde la unidad de su gente evitará el robo del espíritu de la Casa Metro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.