Sahuangal cuenta con un parque remodelado

En medio del bosque húmedo tropical, a 120 kilómetros de Quito, se encuentra la comuna Sahuangal, en la parroquia Pacto. Un viaje de aproximadamente 2 horas y media lleva a un sitio paradisíaco, en la frontera con Imbabura; de clima tropical, con gran cantidad de recursos hídricos, flora y fauna, además productor de frutas exóticas en sabores, olores y tamaños, como la jaca y el salak.

Las plantas del Sahuango, una hoja gigante que crece hasta los dos metros y de quien toma el nombre, dan la bienvenida a la comuna, que es parte del Área Natural Protegida Mashpi-Guaycuyacu-Sahuangal. Se conformó por el año 1964 con colonos provenientes de Cuenca.

Uno de los sueños de la comunidad era contar con un nuevo parque, puesto que es el sitio de reunión y encuentro para los vecinos del sector. Todo gira alrededor del parque en la pequeña comuna, junto a él están las casas, la iglesia, las tiendas y la parada de buses.

Por ello, el Municipio de Quito, por medio de la zona La Delicia, realizó una intervención integral en el parque comunal, que contempló la construcción de una cancha de uso múltiple, dos áreas de graderíos, dos plazas para eventos públicos, caminerías con adoquín decorativo, reparación de juegos infantiles, áreas verdes, muros de contención, entre otros trabajos. La inversión es de USD 90 000.

Mientras duró la construcción, hasta finales de septiembre, la comunidad quiso apresurar el resultado del trabajo, por ello no dudó en meter mano a la obra. Como voluntarios participaron en mingas de limpieza, fundición de muros, transporte de materiales y para el calor sofocante siempre se compartió una naranjada endulzada con panela.

Así lo comenta Carlos Quito, presidente de la comuna. “La gente es colaboradora y trabajadora, aquí nadie que se queda con las manos cruzadas esperando que nos atiendan, todos somos parte de este trabajo en beneficio de nuestra gente”.

La comuna tiene una nueva cara, la comunidad está agradecida y contenta. Seguro en el parque recibirán a los turistas que llegan cada semana atraídos por la ruta ciclística de montaña, las cascadas, la visita a las fincas y los deliciosos platos típicos como el caldo de gallina criolla, el majado de verde, la yuca y las frutas exóticas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.