En Pacto los adultos mayores desarrollan sus habilidades

Para muchos adultos mayores vivir en Pacto es una bendición, a otros los hace sentirse olvidados, pero ese olvido termina cuando los talleres de danza, bailo terapia y manualidades llegan a esta parroquia del noroccidente de Quito, a través, de los dos puntos 60 y Piquito que se han abierto en este poblado, con el fin de ayudarlos a desarrollar sus habilidades, así como lograr ocupaciones de cuerpo y mente.

La hermosa vista de la naturaleza de Pacto se complementa con el suave trinar de las aves endémicas de la región, la cordialidad y el carisma de los usuarios del Sistema Integral de Atención al Adulto Mayor, convierten a esta parroquia en una población llena de cultura y tradiciones que se expresan en la ternura y la alegría de los más de 250 adultos mayores que se benefician de los servicios del Patronato San José.

Bertha Capelo es una de las beneficiarias, tiene 79 años viviendo en Pacto, para ella las actividades del 60 y piquito le permite conversar con sus vecinos, mejorar sus habilidades y aprender de los talleristas; emocionada dice “Aquí nos reunimos, bailamos, participamos de eventos sociales y culturales, esto es muy bonito; antes no contábamos con esto y no sabíamos que hacer a veces sufríamos de enfermedades porque nuestra mente y cuerpo no estaban en funcionamiento, vivíamos una vida sedentaria”.

Los adultos mayores en Pacto muestran a propios y extraños su ternura, alegría y cordialidad, sus manos hábiles elaboran artesanías, dulces, origami, tapetes, bordados, peluches, quesos que lo comercializan en la plaza de Pacto o en sus propios hogares, aunque mucho de su trabajo es para regalar y decorar sus hogares. Hay otros que prefieren el baile, relajan los músculos y olvidan sus dolencias.

El Sistema Integral de Atención para el Adulto Mayor se extiende a las parroquias rurales de la capital y a través de sus talleres pretende devolverle la autonomía a cada uno de sus usuarios quienes han construido un legado de tradiciones que aportan con la historia y el turismo de nuestra ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *