Productores ganaderos del noroccidente reciben capacitación

Ganaderos del Noroccidente del Distrito reciben capacitación en temas como manejo de pastos, crianza de terneras, manejo y cultivo del maíz como suplemento de forraje para mejorar su producción. El manejo de pastos, la mejora genética y la trazabilidad en la producción de ganadería lechera, fueron los temas tratados en la primera etapa del programa.

280 productores se benefician de la capacitación y la asistencia técnica, que brinda la Agencia de Promoción Económica ConQuito, mediante el área de Cadenas Productivas y que cuenta con el respaldo del BID/FOMIN.

Rodrigo Riofrío propietario de la hacienda Pillipe, ubicada en Nanegalito, es uno de los beneficiarios del programa. El proyecto le brindó capacitación y asistencia técnica para el manejo de terneras y pastos. Cristian Castro, administrador de esta propiedad indicó que el trabajo realizado con ConQuito “nos ayudó a mejorar. Teníamos la idea, pero nos repotenció en la parte de los 2 primeros meses de la vida del animal, ahora los alimentamos solo con granos, hemos apreciado la diferencia con lo que antes hacíamos”.

Al momento en este lugar cuentan con 8 terneras de consumo de leche y 24 que están destetadas y tienen cerca de un año. Para un óptimo manejo de las terneras se las coloca en pequeños establos individuales, esto hasta los 3 meses de edad, luego las colocan en grupos de 4 para vigilar su alimentación, salud y peso. La importancia de la capacitación señala Castro “es que se traduce en salud y en una mejora en la producción de leche en edad adulta”. En la capacitación han participado desde hace 2 meses.

Diego Mejía, técnico de Cadenas Productivas, indicó que en 3 meses se va a realizar la ‘crianza de terneras’ allí se desarrollará el levantamiento de información y servirá para “comparar la forma en la que el productor maneja las terneras, versus la capacitación que se brinda. Al final tendremos un informe comparativo para analizar qué método obtuvo los mejores resultados, esto se lo hará por finca en esta zona”.

Previo a la capacitación y asistencia técnica, en el año 2015 se realizó un levantamiento de información con los productores ganaderos del noroccidente, allí se evidenció que en la crianza de terneras “no habían conocimientos al respecto, ni trabajos, salvo en fincas exclusivas, en la gran mayoría era empírica”. “Una vez que se fijaron en los cambios que se desarrollaban, los productores participaron de forma más activa”, señaló Diego Mejía.

Otro de los participantes es Henry Olmedo, de Tulipe – Nanegalito, de la hacienda ‘El edén de los guayabos’. Henry tiene 25 años, en su finca brinda trabajo a tres personas, al mes recibe un ingreso líquido de 1.500 dólares. Además se ha convertido en un emprendedor, pues él brinda el servicio de inseminación artificial para pequeños productores del sector.

“ConQuito nos ha apoyado con información, talleres, hemos salido a campo, nos entregaron fertilizantes y balanceado; vemos que nuestra producción ha aumentado. Hemos incrementado número de terneras, se bajó la mortalidad, aumento de peso y producción de leche”.

María Luzmila Bolaños, tiene 50 años y en su finca se dedica a la crianza de terneras y manejo y mejoramiento de pastos. Ella es casada tiene 3 hijos. Su finca se ubica en Gualea. “Yo soy nativa de la parroquia de Gualea, desde muy pequeña nos fuimos a la ciudad, pero he regresado, me gusta la paz. Antes la manejaba de manera criolla, alguien me dijo que ConQuito estaba capacitando, así que me decidí a participar. Uno nunca acaba de aprender, siempre hay cosas nuevas y se debe actualizar.”

Los pastos que tenía eran amarillos, en la capacitación de “pastura nos indicaron la forma de mejorarlo, antes dejábamos que crezca el pasto, pero nos indicaron que cuando está muy alto pierde sus propiedades, me enseñaron a igualarlos, luego la ‘enmienda’.” La diferencia que ve Luzmila, luego de la capacitación, se traduce en mejores pastos, manejo adecuado de las vacas y el incremento de alimentos”.

Jaime Morillo, del barrio Cartagena, de la parroquia Nanegal, es otro de los pequeños productores, él ha participado de la capacitación en mejora de pastos “el trabajo ha sido muy bueno, nos han abierto los ojos, ya que en muchas cosas habíamos estado perdiendo el espacio, antes soltábamos el ganado en todo el potrero y no se aprovechaba, además que los animalitos lo estropeaban, pero nos han dado instrucciones para usar una cerca eléctrica, tratar al potrero, abonarlo y lograr mejores pastos para que nuestros animalitos aprovechen mejor”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.