Taller de tortas frías en Casa Somos San Marcos ayuda al emprendimiento

“Me gusta mucho el taller de tortas frías, siempre me interesé por los temas culinarios y ahora tengo la oportunidad de aprender a preparar diferentes golosinas fáciles y rápidas de hacer, mi intención es emprender con un negocio de este tema, para mejorar mis ingresos”, expresó Gioconda Rivera, moradora de San Juan, que asiste al taller que dicta la Casa Somos San Marcos.

Reunidas alrededor de la instructora María Fernanda Rivera, seis mujeres, se dan cita cada martes de 15:00 a 17:00, para aprender a hacer tortas frías “de chocolate, de galleta, de frutas y de todo lo que se pueda hacer, son fáciles de elaborar, no requieren mayor presupuesto y son deliciosas”, aseguró la capacitadora. El taller  inició en noviembre con la participación de 15 personas.

Elena Nieto llega a San Marcos desde Carcelén, porque su intención es aprender todo lo relacionado con repostería y luego emprender un negocio propio, “me enteré que en febrero se va a dictar un taller del Festival de Gelatinas, al que también pienso asistir, me interesa saber todo lo que respecta a dulces, también asistiré cuando hagan el de pastelería, me quiero especializar en esto para poder hacer bien mi trabajo en el negocio que voy a poner”, aseveró.

Por su parte María Fernanda Rivera, la instructora, se siente complacida, porque el taller de tortas frías ha generado mucha expectativa en las asistentes, les gusta mucho, la mayoría ya quiere emprender su negocio y alguna quieren aprender únicamente para aplicarlo en casa con sus niños. “Es bueno que aprovechen los talleres porque este por ejemplo, en otros lugares es caro y en esta Casa Somos se imparte gratuitamente”, indicó.

A María Fernanda Rivera, siempre le apasionó la cocina, por eso se graduó en Administración Gastronómica en una Universidad de la capital, ella también emprendió con su propio negocio que ahora tiene en el sur de la ciudad junto a su hermana. “Lo que me fascina es hacer pasteles y las tortas frías son parte de las delicias que me gusta preparar, por eso dicto este taller con mucho agrado”, manifestó.

“Actualmente es difícil conseguir un trabajo, mucho más si las mujeres superan la edad requerida por los empleadores, de allí que estos talleres constituyen una opción de aprender lo que les guste para buscar formas de generar ingresos, lo importante es querer”, expresó Viviana Barragán, promotora de la Casa Somos San Marcos, que está ubicada en la calle Junín y Gutiérrez, centro de la capital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.