Mujeres capacitadas recibieron sus certificados

Con motivo de la conmemoración del “Día de la Mujer”, el miércoles 7 de marzo, el Municipio de Quito, a través del Patronato San José, entregó diplomas a 200 comerciantes de los Mercado Magdalena y Solanda que participaron, por 9 meses, en la capacitación sobre violencia de género y seguridad.

El Municipio de Quito, a través de la Unidad Patronato San José, y con el apoyo de ONU Mujeres y el financiamiento de la Cooperación española, capacitó a los comerciantes de los mercados sobre ‘Derecho de las mujeres y las niñas a una vida sin violencia en el ámbito público y privado’ con la finalidad de ayudarlas a identificar y prevenir episodios de violencia de género,

“Todavía hay que luchar recurrentemente frente a situaciones de discriminación, se han dado grandes pasos, desde el año 2014 trabajado con ONU Mujeres, con la Agencia de Cooperación Española, justamente fomentando, empoderando a mujeres en el Distrito Metropolitano, capacitando a hombres y mujeres, a jóvenes en colegios municipales, a nuestros colaboradores, empleados municipales sobre la importancia de la no Discriminación, de generar una ciudad con igualdad, de condiciones que ve la diversidad como uno de nuestros mayores potenciales”, señaló María Fernanda Pacheco.

Los talleres forman parte del Proyecto Emblemático ‘Quito, Ciudad Segura para Mujeres y Niñas’, que impulsa la Alcaldía, a través del Patronato. Durante la jornada las mujeres conocieron y aprendieron temáticas como: Derechos de las Mujeres y las Niñas a una vida libre de violencia en el ámbito público y privado, Auditorías de Seguridad con enfoque de género y Caminata exploratoria, además de la Elaboración del Plan de Seguridad del Mercado La Magdalena con enfoque de género.

“El objetivo es fortalecer las capacidades de mujeres y empoderarlas en conocimientos de derechos”, explica Elsy Aguilar del Centro de Planificación y Estudios Sociales (CEPLAES), organismo encargado de dictar estos talleres de los que participaron mujeres entre 18 y 65 años, quienes conocieron que, la violencia contra la mujer se presenta en varias conductas y es importante saber reconocerlas para dejar de verlas como algo natural.

Una vez culminado el taller, las mujeres trabajadoras de los mercados están en capacidad de reconocer con facilidad la diferencia entre violencia psicológica, patrimonial o sexual. “Por ejemplo, en el taller aprendieron que los recursos económicos que ellas generan es producto de su esfuerzo y lo pueden administrar ellas mismas, rompiendo así, esa naturalización de que el dinero se entregue al esposo o padre.

El Municipio de Quito con apoyo de ONU Mujeres realizó el levantamiento de información, en los sectores que corresponden a las Administraciones Zonales Eloy Alfaro y Quitumbe donde se identificaron los niveles de percepción sobre inseguridad que tenían las mujeres de la zona sobre los espacios públicos. La información recabada permitió identificar al sur de Quito como una zona de especial atención para el impulso de iniciativas para prevenir la violencia de género y empoderamiento de las mujeres

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *