Restaurantes del Centro Histórico se capacitan en alimentación saludable

Conseguir que el manipulador de alimentos tome conciencia de la importancia del manejo higiénico de la comida para la salud de la población, fue el principal objetivo del taller de Manipulación de Alimentos impartido la mañana del jueves 15 de marzo por la Municipalidad a más de 100 propietarios y trabajadores de restaurantes del Centro de Quito.

La Agencia de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (ARCSA) y la Unidad de Salud de la Administración de la Zona Centro Manuela Sáenz, (AZMS), organizaron la capacitación desarrollada en la Casa Somos San Marcos, ubicada en la calle Junín y Gutiérrez, en el Centro de la capital.

Natalia Cañar, funcionaria del ARCSA, fue la tallerista que informó a los asistentes varios temas de su competencia como: en qué grados deben ser refrigerados los alimentos o también a cuántos grados debe hervir la comida; cómo realizar la higiene en el lugar de trabajo, la limpieza alimentaria, la vestimenta del personal.

Cómo deben estar los alimentos para que se encuentren listos para el consumo humano, los riesgos de consumir comida que se ha preparado sin el aseo suficiente, cómo realizar un correcto lavado de las manos, cómo lavar las frutas; cómo congelar y descongelar los alimentos; las normas que debe seguir el manipulador de alimentos antes y durante la preparación de alimentos y en el momento de servir la comida, fueron entre otros los temas que se trataron.

“El taller, nos permitió aprender más de lo que ya sabemos, cosas que desconocía, estuvo muy bien, fue muy animado y es bastante útil para nuestro trabajo diario. Voy a ponerlo en práctica”, expresó Alfonso Alonso, trabajador del restaurante Ceviches de la Rumiñahui.

Patricio Lechón, trabajador del restaurante Vista Hermosa; aseguró que el taller fue muy útil, para ellos que cuentan con dos lugares de expendio de alimentos; uno en el centro histórico y otro en el Itchimbía; “fue muy bueno y pondremos en práctica lo aprendido, manifestó.

Por su parte Sandra Romo de la pizzería Alforno y su compañero Walter Bonilla; afirmaron que este tipo de capacitaciones les ayuda mucho en su labor diaria; por lo que pondrán en práctica lo aprendido durante la capacitación.

Las capacitaciones para mejorar los lugares de expendio de comida en el Centro Histórico por ser el atractivo turístico de la ciudad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.