Adultos mayores con Parkinson reciben apoyo del Municipio de Quito

La Alcaldía de Quito, a través de la Unidad Patronato Municipal San José, brinda atención a más de 30 mil adultos mayores, en todo el Distrito Metropolitano de Quito. Dentro de este grupo, 70 beneficiarios presentan la enfermedad de Parkinson, y reciben atenciones gratuitas, en fisioterapia, bailoterapia y talleres de memoria, que les permite mantenerse activas y saludables.

En 1997, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estableció el 11 de abril como el Día Mundial del Parkinson. Los síntomas visibles de esta enfermedad son el temblor de las partes del cuerpo en reposo y lentitud de los movimientos que son intencionales.

Wilmer Chérrez, tallerista de manualidades del punto 60 y Piquito “Gardenias Doradas”, nos contó que en dicho punto, seis adultos mayores presentan Parkinson y que asisten a sus clases.

“Motivarles a los usuarios es importante para tratar su enfermedad. Todos tenemos limitaciones, pero es importante hacerles ver que todos podemos. El caso de Angelita Lara, es un ejemplo de superación. Ella al principio me decía no puedo profe. Luego, con el tiempo y la práctica, se dio cuenta que podía realizar trabajos manuales hermosos. Ahora hasta los vende”, cuenta entusiasmado Chérrez.

Angelita Lara, tiene 68 años y presenta Parkinson desde hace un año y medio, asiste a los talleres gratuitos de 60 y Piquito, afirma sentirse más activa, incluida, con más amigos y feliz. Enfrenta de mejor manera su dificultad. “El grupo es mi segundo hogar, me olvido de todo y me siento como una chiquilla. Nos reímos y el tiempo se me hace corto. Estoy muy feliz y agradecida. Gracias al taller de manualidades y la bailoterapia, puedo combatir mis dolores del Parkinson, aquí todos los compañeros nos apoyamos, somos una sola familia”, concluye Angelita.

El tallerista Chérrez menciona que, muchas veces, los hijos son los que desmotivan a sus padres, les dicen que tiemblan o que no tienen las mismas habilidades que antes. “Apoyen a sus familiares, es importante que se sientan incluidos. Creo que el amor es la base para superar esta enfermedad”, acota.

Conversamos con Christian Riera, hijo de Doña Angelita, quien nos manifestó que desde que su madre asiste al punto del 60 y piquito, su vida dio un giro de alegría y solidaridad. “Mi madre viaja en bus 45 minutos, casi todos los días, para asistir a los talleres de manualidades y bailoterapia. Gracias al Patronato San José, ella no se siente sola, ha podido emprender y vender sus trabajos y así ayudarme con los gastos de la casa. Las actividades que realiza junto a otros adultos mayores, hace que su cerebro se mantenga activo y que sus manos se ejerciten y sienta menos su enfermedad”.

Así como la historia de Angelita, hay varias en cada punto de atención al adulto mayor. Consolación García de 80 años, asiste junto a su esposo Silvio de 85 años, desde hace 3 años al punto Gardenias Doradas del 60 y piquito. Yo hago las actividades físicas despacio dice Consolación, quien presentó Parkinson desde hace 2 años. “Los talleres que nos brindan me ayudan mucho. He aprendido a tejer y bordar. Tengo muchas amigas, nos reímos y contamos chistes. Mi esposo y yo nos sentimos activos gracias a estos centros que nos brindan cariño y apoyo para vivir nuestra vejez de manera tranquila”, resalta Doña Consolación.

Esta enfermedad se presenta a los sesenta y setenta años y no se conocen las causas que la generan, fue descubierta científicamente, en 1 817, por el doctor James Parkinson.

El Sistema Integral de Atención al Adulto Mayor, del Municipio de Quito, trabaja para que los adultos mayores tengan un envejecimiento feliz, saludable y productivo. En caso de requerir los servicios de adulto mayor, llama al 1800 42 42 42.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *