La compactación de residuos alarga la vida del relleno sanitario

La Empresa Pública Metropolitana de Gestión Integral de Residuos Sólidos (EMGIRS-EP) adquirió un compactador con el objetivo de optimizar la gestión de los residuos sólidos de Quito durante su fase de disposición final. Uno de los principales beneficios es la utilización de esta maquinaria para alargar la vida útil del Relleno Sanitario, mediante una adecuada compactación de los residuos, lo que representa un mayor aprovechamiento del espacio.

Diariamente, la EMGIRS-EP realiza la disposición final de aproximadamente 2.000 toneladas de residuos sólidos. Esta cantidad de desechos requiere una operación técnica y eficiente por lo que es necesario compactarlos homogéneamente y evitar problemas de estabilidad en las celdas, minimizar los espacios vacíos, disminuir el escape de desechos, reducir el riesgo de incendio, bajar la percolación de fluidos y la migración de metano.

El monto invertido en la nueva maquinaria proveniente de Alemania de marca Bomag es de USD 540 mil, tiene un peso de 37 toneladas y está compuesta por ruedas metálicas con apisonadores frontales y posteriores, así como de dos limpiadores por rueda para prevenir la acumulación de basura. Este tipo de máquina de compactación es ideal para conseguir una alta presión específica sobre el terreno, ya que sus características son apropiadas para trabajar en un relleno sanitario.

La maquinaria ya ingresó al país por el Puerto de Guayaquil y llegará a Quito hasta finales del presente mes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *