Un Tótem simboliza la solidaridad de Quito con Manabí y Esmeraldas

Este lunes 16 de abril, en la Cruz del Papa del Parque La Carolina, el Municipio de Quito recordó el segundo aniversario del terremoto que afectó a Manabí y Esmeraldas en el 2016. En el lugar se develó un tótem, en forma de prisma triangular, con fotografías del trabajo del voluntariado y las donaciones realizadas por los quiteños, en beneficio de los damnificados.

Además se colocó una placa conmemorativa, en la Tribuna del Sur, en agradecimiento a la ciudadanía. Esto permitirá recordar que, a pesar de los duros momentos que vivimos como país, la solidaridad de hermanos no tuvo límites.

El día de hoy se conmemora el segundo aniversario del terremoto del 16 de abril del 2016, que cobró la  vida de muchos compatriotas y dejó a miles de damnificados. Sin duda quedarán en la memoria como los días más tristes en la historia del Ecuador, pero también como una fecha importante en la que se despertó, nuevamente, el espíritu solidario que  siempre ha caracterizado a los quiteños.

Fueron los bomberos los primeros en llegar  a la zona de desastre y gracias a su eficiencia y profesionalismo lograron rescatar, con vida, a noventa y nueve personas de entre los  escombros. Se movilizó toda la maquinaria municipal y se apoyó con personal de la Policía Metropolitana no solo para tareas rescate, sino también para trabajos de reconstrucción.

“En la Cruz del Papa, desde las primeras horas de la mañana del 17 abril, miles de quiteños donaron artículos, productos, alimentos, insumos y frazadas. En total se enviaron más de tres mil quinientas toneladas de  ayuda humanitaria a más de trescientos cincuenta comunidades de Manabí y Esmeraldas; cuatrocientos voluntarios trabajaron en las zonas afectadas. Más de cuatro mil voluntarios trabajaron día y noche, en el parque Bicentenario, embalando los donativos. Cuatrocientos veinte camiones y 17 aviones se enviaron desde Quito, gracias a la solidaridad de los quiteños”, informó el alcalde Rodas.

Gracias al aporte de la capital, Manabí, Esmeraldas e incluso Santo Domingo recibieron miles de toneladas de donativos. Ayuda, que incluso hasta estos días, sigue llegando. En conjunto con UNICEF se realizó la entrega de una planta de purificación de agua para tres comunidades del cantón Pedernales, el más afectado por el terremoto del 16 de abril de 2016.Las comunas de Mache, Chindulcito y El Pato son las beneficiarias.

La planta de purificación de agua se consiguió gracias a los aportes directos de empresas privadas y la ciudadanía capitalina, en los actos del Verano de las Artes Quito.

Recordemos que la campaña de solidaridad emprendida por la Alcaldía de Quito duró 75 días continuos. Marcaron, sin duda, un antes y un después en la vida de quienes brindaron su apoyo y solidaridad, además, de los propios damnificados. Desde el Centro de Convenciones Bicentenario, se despachaban decenas de camiones cargados de ayuda en beneficio de las víctimas del terremoto.

Así también, la ayuda técnica del Patronato llegó a ciertos recintos de Manabí y Esmeraldas. Las brigadas de Alegría y Cuidado a Niños, BACÁN, ofreció momentos lúdicos y de alegría a miles de infantes, al igual que las brigadas de apoyo psicológico para ayudar a enfrentar las secuelas emocionales del terremoto.

En el evento formal de la Cruz del Papa, estuvieron presentes el alcalde Mauricio Rodas, María Fernanda Pacheco, presidenta de la Unidad Patronato San José, personal del Cuerpo de Bomberos, Policía Metropolitana y voluntarios, quienes formaron parte, hace dos años, del proceso de solidaridad, rescate y traslado de las donaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *