Gloria Alejandra Ortega: un ejemplo de trabajo, en el Municipio de Quito

“Me siento  contenta de trabajar en el tema de Seguridad Ciudadana del Centro, principalmente por la satisfacción de ayudar a la gente que más lo necesita”, enfatizó, Alejandra Ortega Aguilar, funcionaria de carrera de la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Zona Centro, Manuela Sáenz.

La funcionaria de 33 años, que también es moradora de la jurisdicción centro, vive en La Loma de Puengasí, reiteró que el trabajo con la comunidad es interesante y agotador, porque es una tarea no solo en el campo, sino también se hacen labores administrativas, sin embargo le gusta más estar en territorio, es decir en los barrios con la ciudadanía.

“En los barrios, durante las emergencias se ven cosas fuertes, cosas duras que me ha tocado constatar. Pero aun así es bonito saber que estas ayudando a la comunidad. La dinámica de la Zona Centro es fuerte, siempre hay actividad. Siempre hay algo por hacer”, aseguró.

Alejandra Ortega, estudió en el Colegio Sagrados Corazones del Centro e ingreso al Municipio de Quito como Técnica de Riesgos para trabajar en la Casa Cotopaxi, que correspondía a la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Administración Zona Los Chillos en el año 2010, desde el 2011, labora en la Zona Centro.

Su labor en el Municipio de Quito, desde hace siete años, siempre fue en el tema de la Seguridad Ciudadana. “Estamos expuestos a riesgos, trabajamos sin horario, tenemos que dejar a nuestras familias, sin embargo todo se compensa con el hecho de ayudar a cada familia, aclaró la técnica en seguridad.

Recuerda que algo que le impactó fuertemente, fue un deslizamiento de tierra ocurrido en el barrio Paluco en el 2011, me impactó mucho, al ser la primera atención de emergencias en el Centro que realicé”, expresó. Reconoce que trabajar junto a Leonidas Álava, su “body”, compañero de trabajo, le ayuda mucho, pues le considera un excelente compañero, porque tiene mucha experiencia y amplio conocimiento del territorio.

Alejandra Ortega tiene dos hijos Samanta de cinco y Juan Diego de dos años, sus amores que son cuidados por su esposo y su suegra de la que está muy agradecida, sin embargo, en mi trabajo me siento como en casa, muy a gusto con el equipo de trabajo de la Unidad de Seguridad de la Zona Centro, explicó.

Según Ortega, trabajar como equipo es muy importante, todos conocemos la labor de todos. Estamos ahí para ayudarnos y eso se refleja en el reconocimiento a nivel de otras administraciones zonales, que nos considera que somos gente de carrera con experiencia y podemos dar respuesta inmediata a la necesidad de la comunidad del centro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.