La estación de La “Y” se llenó de música

La lluvia se precipita sin misericordia, el frío, las calles mojadas y el ambiente oscuro de Quito, producen molestias y muchos caminan con el ceño fruncido. Son casi las 19:00 en la estación del Trolebús de la «Y», de pronto una música guapachosa detiene a los usuarios, unos escuchan otros bailan, pero todos se mueven no sé si para sacar el frío o porque es viernes y el cuerpo lo sabe.

Esta es una jornada más de los viernes de cultura que el Trolebús realiza cada semana, con la presencia de cantantes. El Dj William Torres mezcla música bailable, de acetatos, mientras los ritmos emergen de los discos Long Play, él realiza movimientos, crea efectos y une canciones para que la música se escuche con una fidelidad única.

Un chumadito baila fuera de ritmo, mientras que los jóvenes miran con sorpresa los discos negros, algunos nunca antes los habían visto, la verdad es que suenan maravillosamente mientras William crea cadencias y efectos melódicos que se entrelazan magistralmente inundando de ritmo la fría noche quiteña.

Los apurados se detienen y se olvidan que deben llegar a su casa, porque el ritmo es mejor que la obscuridad, la niebla y el frío del viernes 18 de mayo en Quito.

Mientras todos disfrutan de la música, un parlante detiene la magia del sonido y se escucha: «comunicamos a los usuarios que desde el 1 de junio, las operaciones de la estación de la» Y», se trasladarán a la nueva estación multimodal de El Labrador», las miradas se entrecruzan y se escucha un “chuta madre y ahora”….

Un usuario muy enterado le dice a una viejita, tranquila doña marthita va a funcionar igualito sino que ahora llegará un poquito más al norte, donde era la cabecera sur del antiguo aeropuerto.

Pero la música vuelve para alegrar la noche y el ritmo de la “Sopa de Caracol”, se acopla con el «suavemente….. dejaaaameee….que quiero sentir tus labios besándome otra vez» ….. A estas alturas de la noche, todos se olvidaron de la cita del viernes, y bailan con mucha alegría; de pronto un osado joven demuestra sus dotes de bailarín ante su amada que le mira matándose de risa porque está tremendamente descompasado, esto provoca las risas de los presentes.

Cerca de las 20:00, el Dj William detiene la música e indica que el “Viernes de Cultura en el Trole”, se ha terminado y que el próximo “jueves 24 de Mayo” será el último capítulo de los «Viernes de Cultura», en la terminal de la «Y», porque esta parada deja de operar y se traslada a la de El Labrador y además el viernes 25 es feriado.

La noche fría, lluviosa y nublada, vuelve a helar los huesos y entristecer los ánimos, todos vuelven a fruncir el ceño, tienen más frío que nunca, se acuerdan que deben llegar a su casa y la aburrida rutina de los viernes vuelve a apoderarse de la estación de la «Y» del Trole, así unos van a la casita pero para otros empieza el «san viernes».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.