140 mil hectáreas de áreas naturales se protegen en Quito

En la ciudad capital se protegen más de 140 mil hectáreas (ha) de áreas naturales. Esto representa, un 31% de la superficie total del Distrito Metropolitano de Quito (DMQ) y se asientan en 11 de las 33 parroquias rurales del cantón.

Este cuidado y conservación natural está asegurada por la Ordenanza 213, aprobada en 2007, mediante la cual, el Municipio de Quito creó el Subsistema Metropolitano de Áreas Naturales Protegidas (SMANP).

La creación del Subsistema tiene como objetivo, establecer un conjunto de áreas metropolitanas con la finalidad de promover la conservación y su uso sostenible. Toda la gestión institucional para asegurar y garantizar esta conservación del Patrimonio Natural del DMQ está bajo la competencia de la Secretaría Metropolitana de Ambiente, mediante programas y proyectos ejecutados durante los últimos cuatro años.

Quito es el primer Gobierno Autónomo Descentralizado (GAD) del país en proponer y construir un modelo territorial para la conservación de su patrimonio natural. Garantizando a los habitantes del cantón beneficios ambientales clave como la provisión y regulación hídrica; la mitigación de riesgos naturales; mayores opciones de desarrollo de turismo y recreación basados en el medio natural; conservación de especies de fauna y flora silvestres y el soporte para la producción local ambientalmente sostenible.

A través del SMANP se promueve la coordinación y cooperación interinstitucional entre actores públicos, privados y comunitarios. Además, opera como una estrategia para enfrentar la pérdida y degradación del patrimonio natural del DMQ.

Dado el contexto de cambio climático, la gestión de las áreas protegidas metropolitanas y todas las acciones de conservación (protección, uso sostenible y restauración) que se promueven dentro de ellas contribuyen a incrementar la resiliencia de los ecosistemas.

El Concejo Metropolitano de Quito ha declarado cinco áreas naturales protegidas. Se registran tres bajo la categoría de Área de Conservación y Uso Sustentable (ACUS) Mashpi-Guaycuyacu-Sahuangal, Sistema Hídrico y Arqueológico Pachijal y Yunguilla.

Otra bajo la categoría de Área de Protección de Humedales Cerro Las Puntas (APHCP) y una Área de Intervención Especial y Recuperación Pichincha-Atacazo (AIERPA).

Además, el Concejo Metropolitano declaró en junio de 2013, mediante Resolución de Concejo No. 431, el Corredor Ecológico del Oso Andino, que abarca un área de más de 60.000 hectáreas pertenecientes a las parroquias de Nanegalito, Nanegal, Calacalí y San José de Minas.

A través del Programa de Conservación del Oso Andino y en colaboración con varias instituciones como la Universidad San Francisco de Quito y CONDESAN, se estudiaron los patrones alimenticios, la dinámica poblacional y la variabilidad genética del oso andino en el DMQ.

Los estudios realizados sobre el oso andino al noroccidente del DMQ han identificado hasta la fecha más de 60 osos, que a pesar de tener varias amenazas (principalmente la destrucción de su hábitat) todavía disponen de un hábitat saludable.

Para confirmar este interés de conservación y protección del oso andino, en noviembre del 2017 se realizó en Quito XXV Conferencia Internacional de Osos, respaldada por International Bear Association (IBA), que a más de 300 científicos, biólogos y especialistas de varios países.

En la actualidad, la Secretaría Metropolitana de Ambiente presentó a la Comisión de Ambiente del Consejo Metropolitano, la propuesta para la creación del área Camino de los Yumbos, bajo la categoría de Área de Conservación y Uso Sustentable (ACUS).

Este proceso es promovido por los GADs de Nono y Nanegalito, organizaciones no gubernamentales y la misma Secretaría de Ambiente. Todos ellos han trabajado, de forma conjunta, en un proceso participativo para la elaboración del informe técnico de base.

De igual forma, en función de un pedido expreso de la Mancomunidad de parroquias rurales norcentrales San José de Minas, Atahualpa, Chavezpamba, Perucho y Puéllaro, la institución metropolitana ha trabajado un estudio técnico que soporta la necesidad de establecer un área protegida municipal en cerca de 20.000 hectáreas, que incluyen los últimos remanentes de bosques interandinos y secos del valle de Quito.

Así mismo, por iniciativa de la comunidad de Yunguilla, está listo el expediente necesario para presentar al Concejo Metropolitano un pedido de ampliación del área del ACUS Yunguilla de 3.000 a 8.000 hectáreas, incluyendo el sector de Santa Lucía.

El DMQ se ubica en la Hoya de Guayllabamba, entre las estribaciones occidental y oriental de la Cordillera de los Andes. Tiene una extensión de 423 mil hectáreas y cubre un gradiente altitudinal que va desde los 500 metros sobre el nivel del mar (msnm), en Mashpi, hasta los 4.780 msnm en las cumbres del Sincholagua, Rucu Pichincha y Cerro Las Puntas.

Lo anterior sumado a la ubicación geográfica en plena zona ecuatorial, identifican que el DMQ contiene 17 ecosistemas que albergan numerosas especies de animales y plantas silvestres de importancia local, nacional y mundial.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *