Avenida Teresa Flor, en Conocoto, tiene nueva imagen

Después de una espera de 40 años la avenida Teresa Flor tiene una nueva imagen. Con una inversión de USD 40 mil se realizaron 1.419 metros cuadrados de adoquinado de esta calle ubicada en el barrio Los Arupos, de la parroquia de Conocoto.

Años atrás la calle era empedrada y estaba en muy malas condiciones. Sin embargo, gracias a la organización de los vecinos se priorizó esta obra en Asambleas de Presupuesto Participativo, y ahora es una realidad que beneficia de forma directa e indirecta alrededor de 1000 personas.

Ivonne Endara, administradora Zonal del Valle de Los Chillos, manifiesta que la obra se realizó con presupuestos participativos. “La ciudadanía se organizó, mediante el Comité Barrial, y siguiendo el proceso que establece la Ordenanza 102 ellos pudieron acceder a esta obra que beneficia a más de mil personas.”

Además, del adoquinado de la avenida, se realizó la señalética horizontal del lugar y el mantenimiento de las áreas verdes. Un total de 17 obras ha ejecutado la Administración Zonal Los Chillos, con un presupuesto de USD 419 310, durante el 2017. Para este 2018 se tiene un presupuesto de USD 549 274 para la parroquia. Una obra integral que se ha convertido en una importante vía de circulación.

José Vaca presidente del barrio Los Arupos señaló que la gestión que ha realizado el barrio y gracias a la municipalidad, que ha estado siempre presente con el barrio los Arupos, permitió la realización de esta obra “hemos podido lograr esta obra que venía de muchos años pendiente, así que le agradecemos a la municipalidad, al señor Alcalde Rodas por lo que ha hecho por nuestro barrio. Gracias al municipio hemos podido cambiar piedra por adoquín”.

Estos son resultados concretos a través de los cuales se evidencia el compromiso del Municipio de Quito y la Administración Zonal Los Chillos en mejorar la calidad de vida de los habitantes de esta bella parroquia rural del Distrito Metropolitano.

Marco Antonio Proaño, vecino del barrio Arupos, recalcó “que es un cambio total. Un cambio de 180 grados. Antes estás calles eran lodo y hoy tiene una presentación digna para vivir decorosamente, que satisface y enorgullece el patrimonio y el ornato de este sector”, concluyó.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *