Este verano experiencias únicas y mágicas en el Zoológico de Quito

De martes a domingo, quienes quieran vivir experiencias únicas, lúdicas y educativas tienen en el Zoológico de Guayllabamba el lugar perfecto: safari nocturno, baño de gigantes, animales que nos ayudan a conocer más de cerca la biodiversidad de nuestra ciudad y país, aves rapaces se encuentran a una hora de Quito.

Martín Bustamante, director de la Fundación Zoológica del Ecuador y Zoológico de Quito, en Guayllabamba, hizo la invitación a todos los habitantes a divertirse, aprender, explorar y conocer el Zoológico “en este verano, nosotros tenemos una cantidad de actividades bastante entretenidas”.

Una de esas actividades es el safari nocturno, una noche de acampada en el Zoológico. “Invitamos a la gente a que tenga una experiencia diferente, justo en el momento en el que no se ve al Zoológico de manera habitual: en la noche. Los animales nocturnos despiertos, trabajar en la preparación de los enriquecimientos ambientales, juegos y alimentos especiales para que los animales salgan de su rutina. Una experiencia de fogata, en el que podemos contar todo lo que hemos vivido eso en el safari nocturno: una experiencia que es muy bonita, toda una noche de acampada en el Zoológico”, recalca Martín Bustamante.

Desde el 14 de julio, y a un costo de USD 35,oo niños, jóvenes y adultos podrán disfrutar de una actividad diferente: “el Zoológico abre sus puertas cuando en realidad se cierra”. El Zoológico de Quito abre sus puertas en la noche para que sus visitantes puedan tener un contacto más íntimo con los animales y la naturaleza, acampar al aire libre y disfrutar de un espacio abierto para identificar las constelaciones.

Además de recorrer el bosque encantado, escuchando leyendas y mitos contados por el duende Anacleto. Visitar la casa de los animales nocturnos y observar a los animales silvestres en acción, todo esto a partir de las 17:30.

También podrán tener una relación con los animales de granja, contacto sensorial con la naturaleza y los animales, explosión de olores y tacto, observar a una olinguito, o preparar el enriquecimiento ambiental para los animales más grandes. Una rica cena y al día siguiente un nutritivo desayuno.

Por su compromiso ambiental, a partir de este fin de semana, el Zoológico de Quito venderá los alimentos en vajillas reutilizables, evitando así el uso de plásticos que ensucian el ambiente.

Para todos los gustos, sea en la mañana o en la noche el Zoológico de Quito espera a jóvenes, niños y adultos para que participen en los campamentos por cuatro horas o el día completo, conocer más sobre el sendero seco, con charlas educativas, alimentación a los animales de granja, el baño de los Gigantes, las aves rapaces.

También, el Zoológico puede ser el lugar donde pueda festejar su próximo cumpleaños. Qué le parece hacerlo con el baño de tortugas para tener un contacto respetuoso con los animales o ayudar en la preparación de enriquecimientos ambientales o dar de comer a los animales de la granja.

El dinero recaudado en estas actividades permite continuar con el trabajo del Zoológico. Cabe recordar que en el Zoológico de Guayllabamba habitan animales que fueron rescatados, producto del comercio de vida silvestre o son sobrevivientes de intentos de cacería, muchos de ellos sufren traumas físicos y psíquicos que les impiden volver a la naturaleza.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *