Safari Nocturno, una experiencia perfecta en estas vacaciones

A las 17:30, los sábados, el Zoológico de Quito abre sus puertas para introducir a los visitantes en un mundo mágico de búhos, perezosos, cusumbos, el Sendero Encantado, el bosque seco, la fogata y el camping, los mitos y las leyendas.

Esta es la propuesta presentada por el Zoológico de Quito, para los meses de julio y agosto, para aquellas personas que aman la naturaleza, a los animales y les gusta compartir, en familia, experiencias diferentes y únicas. El costo es de USD 35.00 y cubre cena y desayuno, además del recorrido por las instalaciones del Zoológico.

“Para los niños creo que es una experiencia perfecta. Están en medio de muchos animales, en medio del bosque, en un lugar seguro y con actividades divertidas”, reitera Max Araujo, asistente de Proyectos de Conservación del Zoológico de Quito.

La acampada en el Zoológico de Quito es una experiencia diferente. Se inician las actividades justo en el momento en el que no se visita al Zoológico de manera habitual: en la noche.

“Los animales nocturnos despiertos, la preparación de los enriquecimientos ambientales, juegos y alimentos especiales para que los animales salgan de su rutina. Una experiencia de fogata, en el que podemos contar todo lo que hemos vivido eso en el safari nocturno: una experiencia que es muy bonita, toda una noche de acampada en el Zoológico”, recalca Martín Bustamante, director de la Fundación Zoológica del Ecuador y Zoológico de Quito, en Guayllabamba.

A partir del 14 de julio, los Safaris de Quito Zoo muestran, también, a Loli una olinguita. La primera criada en cautiverio. El último carnívoro descubierto a nivel mundial y que vive en los bosques nublados de nuestro país.

Los visitantes, también, podrán tener una relación con los animales de granja, el contacto sensorial con la naturaleza y los animales, la explosión de olores y tacto, preparar el enriquecimiento ambiental para los animales más grandes. Una rica cena y al día siguiente un nutritivo desayuno.

En el Zoológico de Guayllabamba habitan animales que fueron rescatados, producto del comercio de vida silvestre o son sobrevivientes de intentos de cacería, muchos de ellos sufren traumas físicos y psíquicos que les impiden volver a la naturaleza, El dinero recaudado de estas actividades permite continuar con su trabajo.

El costo incluye el ingreso, material para actividades sensoriales, parqueadero de autos, guías, material lúdico, alimentación, más información 23 68 900 / 23 68 898 ó reservaciones@quitozoo.org. Los visitantes tendrán que llevar sleeping y carpa, zapatos cómodos para caminar, ropa abrigada e impermeable, repelente de mosquitos y linterna.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *