Cicleada por la Vida y por el respeto a quienes usan la bicicleta

Este domingo 5 de agosto, desde muy temprano, se dieron cita los amantes de la bicicleta para participar en la “Cicleada por la Vida 2018”, que partió desde la Plaza Cívica de Quitumbe y llegó hasta el parque Bicentenario; el objetivo de esta jornada fue sensibilizar a los conductores sobre el respeto al ciclista, la importancia de fomentar una vida saludable y promover el uso de la bicicleta como un medio de transporte amigable con el ambiente.

Unos en su propia bicicleta otros a pie llegaron hasta la Plaza Quitumbe donde los organizadores entregaron bicicletas eléctricas y convencionales facilitadas por la Agencia metropolitana de Quito a quienes se sumaron a esta iniciativa organizada por un colectivo de ciudadanos de distintas organizaciones que practican habitualmente este deporte.

Esteban Ocampo, representante del colectivo Periodismo en Bici, indicó que esta Cicleada por la Vida, es para que todos los conductores se sensibilicen sobre el respeto hacia el ciclista, al peatón y a la vida de los ciudadanos.

“En esta mañana queremos solidarizarnos con Felipe Endara un ciclista que hace algunos días fue atropellado en la vía Interoceánica y se encuentra en un estado crítico, mientras que el conductor se dio a la fuga, lo que queremos que hechos como éste no se vuelvan a repetir jamás”, dijo Esteban Ocampo.

Reiteró Esteban que estas jornadas buscan que más y más personas se sumen a la alternativa del uso de la bicicleta porque no contamina, no atenta con el medio ambiente y ayuda a la salud. La idea es que otros colectivos se sumen para que exista conciencia de respeto hacia el ciclista pero a su vez que el ciclista respete a los ciudadanos de a pie y las normas de tránsito establecidas.

Andrés Maldonado indicó, “Es muy importante impulsar las causas que tienen sentido como es el caso del respeto al ciclista, no queremos ni un solo muerto más en las vías y debemos considerar al ciclista no como una automóvil sino como un ser que se moviliza en este medio para no dañar el ambiente”, enfatizó.

Alicia Ledesma estuvo en esta jornada cicleando junto a su familia para exigir el derecho a la vida de quienes apostaron por este medio de transporte, “pido a los conductores que respeten a quienes practican este medio que no contamina, no hace ruido y ayuda para mejorar nuestra salud”, dijo.

Norma Paredes vive en Quitumbe, “Me enteré esta mañana de la Cicleada por la Vida y me sumé porque me parece interesante ya que nos ahorra tiempo, ayuda para evitar la contaminación del planeta y es una buena alternativa para movilizarse a los trabajos diariamente, inclusive nos ahorramos pagar los pasajes y los apretujones,” indicó.

Mónica Jaramillo tiene 65 años, decidió sumarse a esta jornada porque dice que todo lo que Dios creo es bueno y por eso enseñó a sus hijos y nietos a movilizarse en bicicleta pero les inculcó que deben defender la vida, el agua y la tierra. “Es importante que nos unamos y nos respetemos mutuamente ya que los ciclistas deben ser los primeros en respetar las normas y utilizar las habilitadas” dijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.