65% de avance en los trabajos de la Basílica del Voto Nacional

El Municipio de Quito, en el marco del Plan de Preservación y Embellecimiento del Centro Histórico, continúa en el mantenimiento preventivo y correctivo de la Basílica del Voto Nacional. La inversión aproximada de es de 490.000 dólares.

Los transeúntes, que circulan alrededor de la Basílica, seguramente se han percatado que una de sus torres se encuentra cubierta de mallas. Esto responde a los recientes trabajos que realiza el Instituto Metropolitano de Patrimonio (IMP).

Se interviene con la instalación de mallas de seguridad en los tres niveles más altos de la torre sur oriental, para mitigar el riesgo de trabajo en altura y evitar la caída de escombros o herramientas de trabajo.

La intervención global comprende el saneamiento de filtraciones, corrección de humedad, complementación de losas de hormigón faltantes, mantenimiento de elementos de hormigón y de piedra decorativos que tienen agrietamientos y desprendimientos de los recubrimientos, mantenimiento de los sistemas de evacuación de aguas lluvias y tratamiento de las estructuras metálicas oxidadas.

Hasta el momento han concluido trabajos de lavado, retiro y eliminación de vegetación, hongos, sales y grafitis, pero también se han repuesto elementos decorativos faltantes y se ha realizado la sujeción de elementos sueltos.

También se trabaja en el saneamiento de humedades y filtraciones de agua lluvia en la plaza interna de la Basílica y en el Cementerio de “Jefes de Estado”; y en el mantenimiento del interior de las torres a través del tratamiento de las estructuras metálicas existentes. La obra tiene un avance del 65% y falta intervenir las fachadas exteriores de las torres sur a partir de los 29 metros hacia arriba.

El trabajo en altura que se realiza en la Basílica del Voto Nacional es inédito en la ciudad, por lo que el IMP ejecuta la intervención tomando en cuenta todas las medidas de seguridad.

La intervención final contempla el mantenimiento del sistema de iluminación y el mejoramiento de gradas y escaleras de metal para evitar el riesgo de accidentes de los turistas que visitan esta Iglesia, símbolo de la ciudad.

Datos Importantes:
Como la Basílica tiene un sistema constructivo de hormigón armado, en su mayoría forrado de piedra, ha sido necesario abrir el recubrimiento para descubrir dónde se encontraba el problema y proceder a efectuar una corrección definitiva.

Es importante indicar que la torre sur oriental estaba mejor conservada que la torre sur occidental, sin embargo se subsanaron problemas de desprendimientos de enlucidos, en tanto que en la torre sur occidental, era evidente que la construcción estaba sin terminar por lo que fue necesario fundir varias losas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *