A cuidar la Pista Azul del parque La Carolina

Los fines de semana la afluencia de usuarios en el parque La Carolina alcanza los 127 mil visitantes que acuden en familia o con amigos a disfrutar de todos sus atractivos, que van desde la zona de juegos, el área canina, la laguna hasta la pista atlética y la zona de bicicross.

En ese sentido, uno de los espacios más visitados es la pista azul, se trata de un óvalo de 780 metros de longitud con carriles para la práctica de trote o caminata. Es necesario cuidarla para que perdure en el tiempo.

La pista del parque La Carolina posee un material especial, denominado recubrimiento sintético, que suaviza y absorbe el impacto en cada paso al correr.  La superficie no es dura como el asfalto, por lo que previene lesiones por sobrecarga. Los impactos en la pista no son tan fuertes como en el asfalto ya que este material por su suavidad, aporta en el cuidado de las articulaciones de los deportistas.

Desde su implementación en el año 2016, la Pista Azul, se ha convertido en un icono dentro de la ciudad para la práctica del atletismo, no solo a nivel amateur, sino profesionalmente, pues en este lugar entrenar varias asociaciones de deportistas a nivel provincial y nacional de manera totalmente gratuita.

Entrenar en este espacio ha contribuido con la seguridad de nuestros deportistas, pues están alejados de vehículos que están en la vía, no tienen interrupciones y pueden conocer las distancias exactas que recorren.

En este sentido es importante recordarle a la ciudadanía la necesidad de cuidar este espacio que beneficia a miles de usuarios del parque. Es clave que quienes usen la pista no ingresen con bebidas, comida, ni arrojen chicles u otras substancias pegajosas que pueden ocasionar daños en su superficie.

Está totalmente prohibido ingresar con bicicletas, patines o coches de bebes, pues las ruedas de estos elementos afectan el material sintético de la pista, desgastándolo y ocasionando el retiro del material.

Tampoco es posible el ingreso de mascotas dentro de la pista, pues si los animalitos dejan sus desechos sobre la pista, el retiro es más complejo y siempre quedarán residuos que afecten a la superficie sintética.

Si cuidamos en conjunto los parques de la ciudad nos beneficiamos de las ventajas de tener espacios para la práctica de deporte totalmente gratuitos y lograremos que esta infraestructura tenga un mayor tiempo de vida útil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *