De julio a septiembre, 1 479 atenciones por fuego forestal

Este Plan se ejecuta, a través de la Secretaría de Seguridad y Bomberos Quito, durante la ‘Época Seca’ y comprende la prevención, monitoreo, mitigación, preparación táctica y respuesta, para controlar incendios forestales, a través de un despliegue de recursos humanos, tecnológicos y la aplicación de protocolos para reducir el impacto de estos eventos en la comunidad y el ambiente.

En el periodo de ejecución del Plan, julio – septiembre 2 018, se han registrado 1 479 atenciones por fuego forestal; 1 409 corresponden a conatos, 55 eventos son de nivel I, nueve de nivel II y seis incendios forestales de nivel III, el área afectada es 264 hectáreas.

Cabe recalcar que en comparación con 2017, el área afectada ha disminuido en un 65 %, pese a que los eventos se han incrementado en un 85 %. Esto significa que la respuesta operativa fue oportuna y efectiva evitando que los conatos e incendios forestales se propaguen y generen una grave afectación.

Los lugares de mayor incidencia son Tumbaco con 24 eventos y Los Chillos con 23. Bomberos Quito hace un llamado a la comunidad para evitar el uso de fuego en estos sectores. Esto con base en la definición de 32 sectores vulnerables a incendios forestales, de acuerdo a la densidad demográfica en las parroquias de Calderón, Llano Chico, Pomasqui, San Antonio, el Quinche y los Valles, lo que hace que estas sean más propensas a ser afectadas por el fuego.

El Plan de respuesta cuenta con la participación de 1 026 Bomberos operativos y 104 vehículos especializados: un helicóptero, cuatro ambulancias, 13 tanqueros, 50 motos de primera respuesta, 17 autobombas, tres buses, un camión logístico, dos vehículos utilitarios y 37 camionetas, que garantizan la respuesta eficiente, la cual se refuerza con 28 Bomberos Forestales Comunitarios y 32 guías forestales; quienes cuentan con conocimientos técnicos del trabajo en campo, a fin de cumplir labores de apoyo en los operativos de monitoreo, vigilancia y primera respuesta en sus zonas.

50 motos recorren diariamente el Distrito para identificar columnas de humo y reportarlas de inmediato a la Central de Emergencias del Cuerpo de Bomberos. De esa forma, se activan los protocolos de atención y respuesta para controlar y extinguir los incendios forestales. La institución se encuentra 100 % operativa para enfrentar la época seca y el Plan continua en marcha.

Se recuerda a la ciudadanía que las quemas agrícolas, de vegetación y de basura a cielo abierto no están permitidas, ya que son la principal causa de incendios, coadyuvados por el viento que ocasiona eventos de magnitud. Se mantiene el impedimento para realizar fogatas en bosques, pastizales o zonas de acampada.

El Municipio hace un llamado a la comunidad para que denuncie a las personas que generan incendios forestales, llamando al número 911. Su colaboración es fundamental para proteger las áreas verdes del Distrito del fuego forestal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *