En San Juan, las mujeres le apuestan al pedal

Que las mujeres de San Juan, víctimas de violencia intrafamiliar, consigan formar un emprendimiento de alta costura o un negocio propio para salir adelante con su familia, es el gran objetivo que el Cabildo de San Juan ha marcado como prioritario.

“Este es un proyecto social, solicitado en los Presupuestos Participativos, encaminado a apoyar, principalmente, a mujeres que están sufriendo violencia intrafamiliar en sus hogares. Por esa razón con el apoyo del Municipio, queremos conformar un grupo que tenga un oficio y luego en coordinación con Conquito, puedan formar una microempresa de alta costura, para todas las participantes”, explicó Dina Barcia, representante del Cabildo de San Juan.

 Informó también que la iniciativa arrancó con 25 mujeres, habitantes de San Juan, no solo del barrio, sino del subsector que involucra más barrios, aclaró la representante del Cabildo. “Eso les permitirá liberarse económicamente de sus parejas, de estar atadas a un hombre maltratador, elevará su autoestima y podrán salir adelante con su familia”, afirmó Dina Barcia.

Para este proyecto, el Municipio de Quito, facilitó las máquinas de coser y apoya con la contratación de los talleristas, que son de la Universidad Central, así como de las capacitaciones en los temas de Violencia Intrafamiliar, aclaró Omar Suárez, técnico de la Coordinación de Gestión Participativa de la AZMS.

Esperamos que al final del curso, en el mes de diciembre, las participantes, estén aptas para hacer edredones, sábanas, toallas, entre otros y culminar este taller con una feria de emprendimiento que les permita generar sus primeros ingresos, manifestó Dina Barcia, quien hizo un llamado a las mujeres del Subsector San Juan a inscribirse en la Casa Barrial, ubicada en Tapi y Haití.

El taller culminará en diciembre con la entrega de un certificado y la creación de la microempresa.

Dolores Chicaiza, una de las participantes del taller, informó que siempre  quiso aprender diseño. “Sé coser, pero no se diseñar. En el taller estamos aprendiendo a hacerlo, pero también aprendemos a conocer las telas, a saber cómo comprar e inclusive a sugerirle al cliente cómo adquirir las telas por su calidad, espesura o finura. Me siento muy contenta en el taller”, aseguró.

Me inscribí en el taller, porque lo vi interesante. La costura es un trabajo limpio, creativo, y con futuro y más por el hecho de que es impulsado por el Municipio, espero no equivocarme. Aspiro a poder ser parte de la microempresa que pretenden formar, porque es un taller muy animado, motivante, en el que la mayoría de las participantes son mujeres jóvenes, indicó Silvia Abata, moradora del sector.

El Municipio de Quito, desde 2014, ha ejecutado aproximadamente 50 proyectos sociales de Presupuestos Participativos, a través de las Administraciones Zonales en todo el distrito. En 2018 se ejecutan 27 proyectos sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.