Hace 23 años llegó a Quito el primer Trolebús y transformó la movilidad de Quito

41 nuevas unidades llegaron al puerto de Esmeraldas en octubre de 1995 y desde allí emprendieron su viaje hacia la capital donde miles de quiteños recibieron a la unidad 001. El 17 de diciembre de ese año, se dio inició a la operación de la primera fase del servicio del sistema Integrado de Transporte con unidades BTR (Bus de Tránsito Rápido), que comprendía el tramo El Recreo y la calle Esmeraldas.

Jaime Lovato, uno de los primeros conductores del trolebús, señaló que la llegada del trolebús a la capital cambió para siempre el sistema de transporte y movilidad de Quito y del país. “Yo fui conductor de camión por varios años y el reto de trabajar en el Trolebús fue enorme por la magnitud y la tecnología de las unidades únicas en el país”, afirmó.

Lovato recordó que los primeros troles llegaron hasta el Puerto de Esmeraldas y desde allí iniciaron su recorrido por tierra hacia Quito “fue una experiencia inigualable fuimos escoltados por la Armada ecuatoriana y equipos de seguridad de la empresa. Fue un viaje de más de 14 horas”.

Ernesto Galárraga, otro de los primeros conductores, comentó que la llegada de estos buses a la capital, modificó la cultura de movilidad de los ciudadanos con un transporte ordenado, con tecnología de punta, paradas y estaciones fijas, puntos de recaudación y horarios de operación establecidos. “Se transformó la manera de movilizarse en la ciudad”.

El conductor recuerda que causó tal impacto en la ciudadanía la llegada del nuevo sistema de transporte que cientos de familias se reunían los fines de semana en la Estación El Recreo para utilizar las unidades. “La gente hacía colas enormes para tener la experiencia de movilizarse en los troles. Formar parte de la historia de la capital nos llena de orgullo y satisfacción”, dijo.

La primera flota de trolebuses de procedencia española comprendió 41 unidades marca Meredes Benz. Kléver Lema, conductor de las primeras unidades del Trolebús, afirmó que los conductores seleccionados para formar parte de la Empresa fueron capacitados durante tres meses para manejar los primeros vehículos en su clase en llegar al Ecuador.

Debido a que la flota de trolebuses de la Empresa Pública Metropolitana de Transporte de Pasajeros de Quito eran vehículos únicos en el país, se instalaron talleres propios y se capacitó al personal técnico para la provisión del servicio de mantenimiento preventivo y correctivo de las unidades.

Galárraga destaca que la unidad T001 que aún circula normalmente en el circuito Recreo-El Labrador tiene un recorrido aproximado de más de 1 millón de kilómetros. De estos, el 70% de circulación eléctrica y 30% a diésel.

En el primer cuatrimestre de 2019, esta primera flota será reemplazada por nuevas unidades totalmente eléctricas. Este proceso se realizará a partir de la adquisición de 50 trolebuses y 20 articulados.

Esta renovación de flota tiene como objetivo cumplir con las metas planteadas por la administración el Alcalde de Quito Mauricio Rodas que para el año 2020 el Centro Histórico cuente con servicio de transporte eléctrico, no contaminante.

Para Lovato, la salida de circulación de los primeros trolebuses le causa nostalgia, pero también expectativa por la llegada de buses de otra tecnología. “Fuimos parte importante de la historia de la movilidad de Quito y ahora también estaremos presentes con la llegada de estas nuevas unidades. Siempre estamos orgullosos de brindar un servicio eficiente e innovador a la ciudad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *