27 nuevos camiones especializados para todo tipo de incendios ya sirven a Quito

El Cuerpo de Bomberos del Distrito Metropolitano de Quito cuenta con una nueva flota de 27 vehículos de emergencia, compuesta por camiones especializados para la atención de incendios estructurales, vehiculares, y forestales, además para emergencias con materiales peligrosos y auxilios generales. La inversión es mayor a los 9 millones de dólares.

Juan Zapata – Secretario de Seguridad y Gobernabilidad explicó que estos nuevos vehículos se suman a los 143 que se han adquirido en la administración del Alcalde Mauricio Rodas, con una inversión superior a los 18 millones. Con esto se consolida al Cuerpo de Bomberos del DMQ, como uno de los mejores equipados del Ecuador.

Éber Arroyo – Comandante de Bomberos Quito indicó que los vehículos de bomberos tiene un desgaste progresivo por el trabajo que realizan. Por esto, en base a un estudio técnico y económico se planteó que era necesaria la adquisición de estos vehículos, con objetivo de renovar y potenciar su parque automotor y fortalecer las tareas operativas que ejecuta la entidad para cumplir su misión de salvar vidas en el DMQ.

El valor de la adquisición incluye:

  • Costo físico de los vehículos.
  • Su total equipamiento con herramientas, accesorios y componentes para la atención de emergencias.
  • Capacitación para el personal de conductores profesionales que operarán los automotores.
  • Plan de mantenimiento previsto hasta el año 2022. Para lo cual, técnicos especializados de la fábrica proveedora impartieron el conocimiento correspondiente al personal de operadores y Bomberos de la institución, a fin de verificar su correcto uso, conducción y mantenimiento.

La nueva flota vehicular está compuesta por:

  • 20 autobombas polivalentes, especializadas para el control y extinción de incendios urbanos y forestales.
  • 4 nuevas autobombas nodrizas, vehículos con gran capacidad de almacenamiento y transporte de agua para el abastecimiento de operaciones en incendios de magnitud.
  • Dos autobombas forestales, especializadas para el transporte de personal y combate de incendios forestales en zonas agrestes y de difícil exceso,
  • Y un vehículo tipo furgón, equipado para la atención de emergencias con materiales peligrosos.

Características de los flamantes vehículos:

  • Los camiones fueron adquiridos y fabricados en España, bajo la Norma Europea UE-EN y cuentan con tecnología aplicada a la producción de vehículos contra incendios. Lo que asegura contar con unidades funcionales y de óptimas prestaciones, con normas que garantizan el uso de materiales idóneos, que cumplen con los procedimientos adecuados para su total operatividad en el Distrito Metropolitano de Quito.
  • Cada vehículo cuenta con una garantía técnica de 5 años o 100 mil kilómetros en motores, 5 años para el chasis, 5 años en bombas y circuitos hidráulicos, y 10 años en carrocerías, lo que garantiza la vida útil de cada automotor.
  • Estos vehículos poseen bombas con alta y baja presión, y capacidad de pulverización de agua y uso de espumógeno, lo que optimiza el uso del líquido vital.
  • Están equipados con herramientas y accesorios apropiados para intervenir en condiciones extremas, como las que se presentan en un incendio, ya sea estructural, vehicular o forestal, o en incidentes con materiales peligrosos, como derrames de productos químicos u otras sustancias peligrosas, para atender emergencias de origen natural o antrópico.

Dónde prestarán servicio estos automotores?

  • Los nuevos automotores estarán operativos en las 23 estaciones con que las que cuenta la institución a lo largo del Distrito Metropolitano de Quito, lo que permitirá a la entidad continuar brindando una respuesta oportuna y eficiente ante los distintos tipos de emergencias que se presentan en la ciudad, para salvaguardar la vida de las personas, sus bienes y el ambiente.

De esa forma, el Cuerpo de Bomberos del Distrito Metropolitano de Quito realiza la adquisición de vehículos de emergencia más grande e importante de su historia, con el objetivo de mantener la calidad del servicio y potenciarlo, en una ciudad en la que el crecimiento poblacional ha modificado las dinámicas de atención de emergencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *