El Trolebús cumple 23 años y está listo para su interconexión con el Metro de Quito

El sistema de transporte metropolitano Trolebús celebra su vigésimo tercer aniversario brindando servicio a la capital de los ecuatorianos. La Empresa Pública Metropolitana de Transporte de Pasajeros de Quito (EPMTP), institución encargada de administrar este corredor, tiene en marcha un proceso de modernización del servicio para brindar un transporte eficiente a la ciudadanía.

El Trole inició sus operaciones el 17 de diciembre de 1995 con la primera flota de trolebuses con la más alta tecnología convirtiéndose así en el primer sistema de autobús de tránsito rápido del Ecuador.

La operación empezó desde la Estación el Recreo hasta la calle Esmeraldas, en el Centro Histórico movilizando a 50.000 pasajeros diariamente. Posteriormente, en 1998, la operación se extendió hasta la avenida Colón y más adelante hasta La Y.

En el 2015 se adquirieron 40 unidades articuladas 80 buses biarticuladas y se reconstruyeron las paradas del Trolebús y la Ecovía y, adicionalmente, se amplío el servicio hasta la terminal Guamaní.

Este año entró en operación la nueva terminal multimodal El Labrador que el próximo año conectará al Trolebús con la obra emblemática de la ciudad: el Metro de Quito.

El Trole se convirtió en la columna vertebral del transporte capitalino. En la actualidad, el Trole conecta a Carcelén con Quitumbe y está en una fase de modernización para la multimodalidad que se aplicará con el Metro de Quito. Esto incluye la implementación del Sistema de Información al Usuario (SIU), que se refiere a la tecnología para brindar una oportuna, confiable y adecuada información a los usuarios del transporte público.

El Sistema de Información al Usuario (SIU) se está implementando a través de pantallas que informan en tiempo real la hora de llegada de las unidades. Esto con el objetivo de mejorar el servicio y que la ciudadanía conozca de primera mano los horarios y frecuencia de las rutas.

Además, se implementó la Campaña Somos Socios en el Viaje para fomentar en los usuarios y en los funcionarios de la Empresa de Pasajeros las buenas prácticas para el uso y buena atención en el sistema de transporte. Se busca que los usuarios se empoderen del transporte público y tomen actitudes positivas que faciliten la movilidad dentro del sistema como, por ejemplo: hacer filas, respetar el ingreso y salida de pasajeros de las unidades, no aglutinarse en las puertas, mantener limpias las unidades, etc.

Durante las últimas dos décadas, el Trole se consolidó como un elemento fundamental para el desarrollo de la capital ecuatoriana y como un distintivo de la identidad quiteña, que moviliza diariamente a más de 900 000 pasajeros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *