Un conjunto escultórico nos recuerda la sabiduría ancestral

Este 21 de diciembre y de acuerdo a la tradición ancestral indígena se celebra el Kapac Raymi o fiesta de la sabiduría. En Quito, el conjunto escultórico Monumento Quito -Ki toh- Sol Recto, ubicado en el redondel donde se unen la Ruta Viva y la avenida Simón Bolívar, en el oriente de la ciudad, se quedará sin sombra puesto que el sol estará perpendicular.

Esta escultura representa la historia ancestral de la ciudad y sirve además como un reloj solar que marca el movimiento del Astro Rey durante los solsticios que se presentan en diversas épocas del año.

El proyecto estuvo a cargo del Ingeniero Fernando Rivera quien explica que la escultura tiene dos funciones fundamentales: es un reloj solar y, además, refiere a la simbología de Quito (Kito), ya que recrea su significado de sol recto, porque la ciudad está justo en el centro del planeta.

El ciclo solar empieza el 21 de marzo, cuando el sol cae de forma perpendicular y la luz entra por los intihuatanas que la encierran. Este acontecimiento marca el Pawkar Raymi, la fiesta del florecimiento.

El 21 de junio se celebra la fiesta del Inti Raymi. Para el 21 de septiembre, el sol avanza y la sombra cambia, en el Kulla Raymi o fiesta de la lluvia y la fertilidad. El camino del sol finaliza el 21 de diciembre, con la fiesta de la sabiduría o Kapac Raymi.

La obra escultórica, que fue elaborada en el año 2016 es de estructura metálica con cimentación de hormigón y recubierta de alucobond. Tiene dos columnas de 12.5 metros de alto, inclinadas hacia los lados que están orientadas hacia los solsticios y la columna en prisma central de 21 metros de alto, que tiene un peso de 7.5 toneladas de acero, está suspendida en el aire gracias a un soporte mediante tensores. Se trata de la posibilidad de mantener un equilibrio por medio de cables de tensión y aplicación de pesos exactos.

La aplicación de esta técnica en una escultura es única en el Ecuador; existe una escultura de pirámides invertidas que aplica esta técnica en la parte exterior del museo de Louvre en Francia.

Estas intervenciones aportan en la transformación de Quito como ciudad metropolitana, que conserva la memoria y la representación de los conceptos de identidad que se proyectan en la abstracción de las artes, monumentos, plazas, íconos de la ciudad y que conmemoran la riqueza cultural de los pueblos ancestrales que le dieron vida a la capital de los ecuatorianos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *