Los Noventa, un recuento del arte contemporáneo en el Ecuador

“Amarillo, azul y roto. Años 90: arte y crisis en Ecuador”, es la exhibición que da inicio a la programación 2019 del Centro de Arte Contemporáneo, con la curaduría de Pamela Cevallos y Manuel Kingman.

La Fundación Museos de la Ciudad, a través del Centro de Arte Contemporáneo de Quito, inaugura el próximo 23 de enero a las 19h00, la muestra “Amarillo, azul y roto. Años 90: arte y crisis en Ecuador”; la década del noventa representa uno de los periodos más inestables de la historia política del Ecuador, con reiteradas crisis económicas, sociales y culturales.

Varios movimientos sociales se articulan y protagonizan resistencias y disensos frente a los impulsos y recetas de modernización neoliberal en el país. El descontento frente a las medidas neoliberales y la corrupción generalizada se hace presente en las calles, con protestas, marchas y caídas de presidentes, la crisis se intensifica entre fines de los noventa, con el feriado bancario, la dolarización y la migración de millones de ecuatorianos. Esta exposición busca mostrar las distintas maneras en que los artistas problematizaron y reaccionaron de manera crítica frente a ese contexto marcado por la inestabilidad y la corrupción. La crisis, en ese sentido, se constituye en una situación potente y productiva para las prácticas artísticas.

En el pabellón 3 se presentan propuestas que transmiten las posturas críticas que cuestionan al poder y al discurso de lo nacional, a través de la representación, la reproducción serial de la imagen en las calles y la generación de plataformas colectivas. Frente al discurso monolítico de nación, se presentan otras voces que cuestionan la invisibilización de sectores sociales y recuerdan a la sociedad las omisiones y los sucesos olvidados por la historia oficial. Frente a la narrativa de la justicia, ciertas propuestas, en articulación con movimientos sociales, recuerdan al Estado que hay personas desaparecidas.

Frente a la política partidista de rostros sonrientes y amables, las prácticas artísticas representan rostros arrogantes y corruptos. En esta sala también se presenta un documental relacionado con el levantamiento indígena de 1990 que representa un punto de quiebre en el modo de hacer política y manejar la cultura en el país. Esto coincidió en la conmemoración de los 500 años de “descubrimiento de América”, revisada de manera crítica desde distintos lugares del continente.

Durante la década del noventa se vivió una recesión económica que tuvo consecuencias en lo social y cultural, pero que paradójicamente potenció a las prácticas artísticas y reactivó un sentido crítico. En el pabellón 4 se reúnen diversas propuestas que tratan la crisis desde el humor, la ironía y la apropiación como herramientas artísticas potentes. Algunas ironizan sobre la historia reciente del Ecuador colocando a los políticos como personajes de feria, otras recogen la presencia política de sectores populares e indígenas en el espacio público, o intervienen en el espacio público frente a la falta de espacios para el arte contemporáneo. Muchas de las propuestas de esta sala tratan el feriado bancario y la dolarización, sucesos que se dieron a fines de la década y afectaron a millones de ecuatorianos. El “cushqui” devaluado sirve como material artístico y argumento para objetos de arte, exposiciones, intervenciones y acciones en el espacio público. Al final del recorrido el archivo AMAME de la migración ecuatoriana condensa en un audiovisual las consecuencias de la crisis de la década.

Curaduría:
Pamela Cevallos y Manuel Kingman
Curador CAC – Eduardo Carrera R.
La curaduría surge del proyecto de investigación “Modernidad y Contemporaneidad: arte ecuatoriano en la década de 1990” financiado por la Pontificia Universidad Católica del Ecuador.

Artistas participantes:
Artes No Decorativas S.A (Manuela Ribadeneira y Nelson García), Marcelo Aguirre, Marco Alvarado, Olmedo Alvarado, Pablo Barriga, Saidel Brito, Colectivo Películas La Divina, (Fabiano Kueva y Mayra Estévez), Amaru Cholango, Ana Fernández Miranda Texidor, Pilar Flores, Fabiano Kueva, Enrique Madrid, Alberto Muenala, Ñukanchik people (Juan Pablo Ordóñez y Melina Wazhima), Juan Pablo Ordoñez, Patricio Palomeque, Luigi Stornaiolo, Wilson Toaquiza.

Proyectos colectivos:
Gran Feriado Bancario. Archivo El Pobre Diablo (Patricia Endara y Pepe Avilés).
Transmigración. Zona Libre (Rodrigo Viera, Juan Cuzco, Frank Simbaña, Samuel Tituaña, Danilo Zamora, Yoko Jácome, Iván Sante). Archivo Danilo Zamora.
Pagando pizo I y II. Archivo Danilo Vallejo.
Revista Secreciones del Mojigato (Juan Lorenzo Barragán, Hugo Idrovo, Bonil y Marcelo Ferder). Archivo Juan Lorenzo Barragán.

Esta exposición podrá ser visitada en los Pabellones 3 y 4, Centro de Arte Contemporáneo. Estará abierta hasta el 30 de abril del presente año.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *