La AMC tiene la capacidad de sancionar a quienes contamina las quebradas

El cuidado ambiental y el correcto uso de los espacios de la ciudad es responsabilidad de todas las personas. Por tal razón, la Agencia Metropolitana de Control (AMC) hace un llamado a la ciudadanía para evitar la contaminación de quebradas y espacios naturales.

Las quebradas son parte del patrimonio natural de la ciudad, es por ello que los habitantes del DMQ están en la obligación de cuidarlas; puesto que alberga una diversidad la fauna y flora silvestre y ayuda a la disminución del riesgo de deslizamientos.

Arrojar basura o escombros y contaminarlas, pone en riesgo el medio ambiente y la seguridad de residentes de las zonas aledañas. Por esta razón, la AMC, dentro de sus competencias, tiene la capacidad de sancionar a quienes afecten estos espacios incumpliendo la normativa metropolitana.

El accionar sancionador de la AMC se realiza en flagrancia y se fundamenta en la Ordenanza Metropolitana de Gestión Integral de Residuos Sólidos del Distrito Metropolitano de Quito No. 332, misma que en el numeral 6 del Artículo 104 establece que: “Serán reprimidos con multa de 0,5 RBUM dólares de los Estados Unidos de América quienes cometan las siguientes contravenciones: … 6) Ocupar el espacio público, depositar o mantener en él, materiales de construcción y escombros”.

Asimismo el Artículo 105 sanciona “con multa de 2 RBUM dólares de los Estados Unidos de América, quienes cometan las siguientes contravenciones: … 3) Mantener o abandonar en los espacio públicos cualquier clase de chatarra. 7) Arrojar directamente a la vía pública, a la red de alcantarillado, quebradas o ríos, aceites, lubricantes, combustibles, aditivos, lixiviados, líquidos y demás materiales tóxicos”.

En el año 2018, la AMC atendido pedidos y denuncias realizando operativos de control, en los cuales se han encontrado infracciones en flagrancia, resultando en un total de 57 sancionados por incumplimiento a la Ordenanza Metropolitana No. 332. Es importante destacar que una de las zonas más afectadas es la correspondiente a la Administración Zonal de Calderón, donde se han abierto una mayor cantidad de expedientes.

El Distrito Metropolitano de Quito, mediante la gestión de la Empresa Pública Metropolitana de Gestión Integral de Residuos Sólidos (EMGIRS-EP) ha determinado tres sitios autorizados para el depósito de escombros; estos son: Parque Río Grande, El Semillero y Luis Tamayo. Los ciudadanos cuentan con estos tres puntos a lo largo de la ciudad para depositar sus escombros y residuos de material de construcción.

Por otro lado, la Empresa Pública Metropolitana de Aseo (EMASEO-EP) ofrece a la ciudadanía el servicio denominado ‘Domingo de Tereques’, en el cual reciben muebles viejos, llantas usadas, poda de jardín, escombros (cinco quintales), equipos electrónicos en desuso, entre otros residuos voluminosos. Estos artículos pueden ser entregados en dos puntos: Centro de Operaciones La Occidental y en el Centro de Operaciones La Forestal.

El Municipio de Quito ha puesto a disposición varias opciones para deshacerse y gestionar los residuos sólidos; sin embargo la contaminación de quebradas y espacios públicos continúan afectando el orden, seguridad y salud de la urbe. Para este 2019, los inspectores de la AMC seguirán ejerciendo sus labores de control para evitar que estas malas prácticas perseveren.

Una ciudad ordenada es responsabilidad de todos y como Agencia Metropolitana de Control es nuestro deseo contar con el compromiso y ayuda de todos quienes habitan en esta ciudad.

La Agencia Metropolitana de Control recepta denuncias en los siguientes canales: Matriz: El Sol N39-188 y El Universo Vía telefónica: 3952300 Redes Sociales: Facebook: Agencia de Control Quito Twitter: @amcquito, Página Web Institucional: agenciadecontrol.quito.gob.ec

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *