Continúa la Campaña Rompe el Círculo

Con el compromiso de velar por el ornato y orden de la Capital y de concienciar a la ciudadanía sobre su corresponsabilidad en el cuidado de Quito, la Agencia Metropolitana de Control (AMC) desarrolla la Campaña Rompe El Círculo, que busca frenar el círculo vicioso de compra o colaboración a personas que realizan irregularmente actividades comerciales en el espacio público.

La Campaña arrancó en diciembre pasado, a través de 14 activaciones de las Ordenanzas Municipales en diferentes puntos de la ciudad. Actualmente, se están desarrollando 21 socializaciones más sobre la importancia de no colaborar con personas que limpian parabrisas y vendedores informales que ofrecen sus productos en los semáforos.

Para ello, de una manera lúdica, graciosa y no violenta, se realizan representaciones de estas labores informales y se genera conciencia sobre:

La importancia de romper el círculo de compra-venta; La idea errónea de que para “ayudar” a las personas informales hay que comprar o colaborarles, pues al contrario propicia que sean sancionados con multas de: USD 100 en caso de limpia parabrisas y USD 200 si son reincidentes y USD 197 en el caso de vendedores que no cuentan los permisos respectivos.

El desorden que generan estas actividades. Y las problemáticas relacionadas como: inseguridad, insalubridad, explotación, entre otras. Hasta la fecha, más de 8.000 personas han sido socializadas sobre el daño que se hace a la ciudad el pagar o colaborar por este tipo de labores informales.

Esto debido a que se genera un círculo vicioso que además perjudica a los vendedores que sí cuentan con permisos municipales, genera inseguridad, fomenta la explotación infantil, produce desaseo e insalubridad, expone a los consumidores a tener problemas de salud por las condiciones insalubres de los alimentos que consumen e incluso pueden verse afectados por no conocer la procedencia de los productos que se adquieren.

En el caso de personas que limpian parabrisas, esta es una de las actividades informales que, a través de redes sociales, se señala que más molestan a la ciudadanía. Ante ello, la AMC señala que se DIGA NO y en el caso de recibir amenazas o ser amedrentados llamar inmediatamente al 911.

De acuerdo a David Chávez, Supervisor y máxima autoridad de la AMC, el lema de la Agencia es prevenir antes que multar: “El cuidado del orden de la ciudad es una misión compartida con la ciudadanía, debemos romper este círculo vicioso de compra o colaboración al trabajo informal. Nosotros siempre socializamos antes de aplicar sanciones”, añade el Supervisor. Estas socializaciones permitirán que la ciudad conozca las Ordenanzas y comprendan que es indispensable su colaboración para construir una ciudad más ordenada.

La Ordenanza 332, en su artículo 104, establece que en el caso de los vendedores informales “serán reprimidos con una multa del 0.5 de un salario básico unificado”; es decir USD 197. Por su parte, las personas que realizan actividades como limpieza de parabrisas sin los respectivos permisos, serán sancionados con USD 100 y en caso de reincidencia se duplicará la multa; como lo establece la Ordenanza Municipal 201.

“Uno de los factores que genera la informalidad, es la falta de conciencia de la ciudadanía de que al comprar o colaborar a personas en la calle, se genera un círculo vicioso que propicia que más personas repliquen esta problemática. Hay que ser claros en que comprar o colaborar la informalidad no es una ayuda, pues a más de afectar a la ciudad, propicia que quienes desarrollan estas actividades sean sancionadas”, asegura el Supervisor.

Durante el mes de febrero se realizarán socializaciones en diferentes puntos de la ciudad, entre ellos: Av. Naciones Unidas y Av. América; Av. Eloy Alfaro y Av. 6 de Diciembre; Av. Gaspar de Villaroel y Av. 6 de Diciembre, La Y; Av. Brasil y calle Edmundo Carvajal; Av. De los Granados y Av. 6 de Diciembre; Av. De los Granados y Av. Eloy Alfaro; Av. Naciones Unidas y Av. 10 de Agosto; Av. Mariscal Sucre y San Francisco de Rumiurcu (Sector Santa María – Condado); Av. Naciones Unidas y Av. Shyris y Salida Túnel Guayasamín.

La AMC hace un llamado a la ciudadanía a que sea consciente del daño que produce la informalidad a la ciudad, a las personas que realizan estas actividades no regularizadas y los riesgos a los que se exponen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *