La construcción del proyecto Chalpi Grande – Papallacta registra un 45%

El Municipio de Quito, a través de la Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento (Epmaps), construye el proyecto de Agua Potable Ríos Orientales, Ramal Chalpi Grande – Papallacta uno de los proyectos más importantes que se realiza para el futuro de la ciudad.

El proyecto capta el caudal de 2,2 m3 por segundo del río Chalpi Grande y de sus tres afluentes, que se conducirán hasta el reservorio existente en Papallacta y así garantizar el abastecimiento de agua potable a los quiteños de las zonas de Calderón, San Antonio de Pichincha y las parroquias nororientales: Cumbayá, Tumbaco, Puembo, Pifo, Tababela, Checa, Yaruquí, El Quinche y Guayllabamba.

Esta obra de agua potable es la más importante de los últimos 25 años. Con esto será posible garantizar el abastecimiento de agua para Quito hasta el 2040. Este proyecto capta el agua desde río Chalpi Grande, del oriente del país, para conducirlo hasta la Planta de Tratamiento Paluguillo, que se la está ampliando, pasará la capacidad de 600 a 1600 litros por segundo.

“Si no se construía este proyecto, el Distrito Metropolitano de Quito hubiese tenido que experimentar racionamientos de agua, en aproximadamente cinco años. Eso ya no va ocurrir y los quiteños podemos estar tranquilos”, enfatizó el alcalde Mauricio Rodas, en el recorrido realizado en la obra el viernes 8 de febrero.

La inversión es de 100 millones de dólares para el Ramal Chalpi Grande – Papallacta, la ampliación de la Planta de tratamiento Paluguillo y la línea de conducción Paluguillo – Parroquias Orientales.

“El proyecto es multipropósito, porque además de llevar el agua al reservorio de Papallacta, se producirá 7,6 megavatios de energía eléctrica. El agua se la conducirá hasta la estación de bombeo del sistema Papallacta. La planta de energía tiene un 66% de avance, adelantándose al cronograma establecido, el equipamiento se lo está fabricando en Italia y entrará en funcionamiento a finales de este año”, manifestó Fernando Larrea, director de la Unidad Ejecutora del Proyecto Chalpi Grande – Papallacta.

Según Stalin Angamarca, Superintendente de Obra, el Proyecto tiene un 45% de avance y se espera la tubería de acero, que viene de España, para su colocación. El grupo que está trabajando llegó en su punto más alto a 220 personas, en jornadas de día y noche. Para la ejecución de esta obra se ha considerado a los habitantes de la zona de influencia, en un 30% y el resto de colaboradores ecuatorianos de todo el país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *