Con percusión y marimba se disfruta del ritmo y sabor en la Casa de las Bandas

En el tradicional barrio La Tola, calles Valparaíso y Don Bosco, se encuentra la Casa de las Bandas de la Secretaría de Cultura del Municipio de Quito. Aquí, cada martes y jueves acude un grupo de personas para capacitarse en el taller de percusión. Aprenden a ejecutar las tumbas, bongós, tambores y cununos.

Es que la percusión atrae a grandes y chicos, hombres y mujeres. Algunos cierran los ojos y golpean su instrumento con intensidad y como poseídos se transportan imaginariamente a nuevos mundos. Otros -en cambio- quieren sacarle un sonido más dulce y cadencioso que envuelve a la fantasía de un vaivén.

«El taller es muy bueno porque te enseñan desde lo básico, luego vas aumentando el nivel y si le pones ganas y practicas aprendes bastante”, dice Kevin Iza, uno de los alumnos participantes.

La mañana transcurre, y el sonido -a veces monótono- es incesante. Las miradas de los alumnos fijas en la partitura del atril, hacen pensar que los músicos no se pueden descuidar ni un solo instante cuando están tocando, porque simplemente, se pierden; se quedó, como dicen ellos.

“Me gusta el taller porque además de la percusión, se habla de la cosmovisión y eso es interesante”, señala Ximena, mientras sostiene un par de baquetas en sus manos.

Al parecer, el ritmo que marcan todos al unísono está bien. Sin embargo, de un momento a otro el profesor levanta sus manos y todos se detienen. Es precisamente para corregir algún timbre musical que distorsiona y no ensambla correctamente. Luego, vuelven con mayor atención a su estudio práctico bajo la atenta mirada del tutor.

Avanza la mañana. Es casi medio día y continúa retumbando el sonido de la percusión. Es evidente que existe mucho interés por parte de la comunidad para este tipo de música.

Por ello, La Casa de las Bandas, desde hace un buen tiempo mantiene el Área de Percusión y Marimba, que proporciona conocimientos técnicos a los aficionados y ayuda a organizar repertorios a los alumnos.

Los alumnos provienen de diversos lugares y se dedican en su mayoría a las artes. La música complementa su actividad artística. Específicamente la percusión ayuda a tener otra fortaleza que será utilizada en su debido tiempo. Todos los alumnos están contentos con la forma metodología del profesor y manifiestan que es un taller interesante, muy bueno y que aprenden bastante.

Este taller se lleva a cabo los días martes y jueves de 10:00 a 12:00 y está dirigido por el profesor Lindberg Valencia.

 

Un comentario sobre “Con percusión y marimba se disfruta del ritmo y sabor en la Casa de las Bandas

  • el 17 febrero, 2019 a las 8:39 am
    Permalink

    Si todos aprenderíamos algo de arte seríamos más humanos

    Qué costo tiene y hay límite de edad para recibir el taller?, gracias

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.