10 locales clausurados por la AMC por no contar con la LUAE

La Agencia Metropolitana de Control (AMC) realizó la noche del jueves 14 de febrero, un macro operativo de control en La Mariscal, con el fin de controlar las ventas no regularizadas, las prácticas informales, libadores y verificar que los locales comerciales cuentan con los respectivos permisos.

El operativo se realizó en trabajo conjunto con el Cuerpo de Agentes de Control Metropolitano, Policía Nacional y la Secretaría General de Seguridad y Gobernabilidad del Municipio del Distrito Metropolitano de Quito; con ocho funcionarios de la AMC fueron parte de esta labor.

Uno de los ejes de acción fue el control a libadores, que se realizó sustentándose en la Ordenanza Metropolitana No. 151, la cual prohíbe el consumo de cualquier tipo de bebidas alcohólicas en el espacio público, incluyendo a aquellos que ingieran bebidas dentro de automotores estacionados en el mismo. Este incumplimiento genera una multa del 50% de la remuneración básica unificada, es decir $197 y ante la reincidencia, esta se duplica.

Por otro lado, la Ordenanza Metropolitana No.125 dispone que todo local comercial debe contar con la Licencia Única de Actividades Económicas (LUAE), misma que según el Artículo 23 “es el acto administrativo único con el que el Municipio del Distrito Metropolitano de Quito autoriza el desarrollo de actividades económicas en un establecimiento ubicado en la circunscripción territorial del Distrito Metropolitano de Quito”.

Así también, el artículo 60, literal a) dice que: “El administrado incurrirá en infracción cuando: a) El establecimiento realice una actividad económica sin contar con la Licencia Única de Actividades Económicas vigente”.

Este operativo tuvo como resultado el levantamiento de actos administrativos de inicio con medida cautelar de clausura a 10 locales que ejercían actividades económicas sin la LUAE.

Todo tipo de local comercial tiene la obligación de poseer, entre otros, el permiso que la normativa metropolitana antes mencionada establece, dentro de las categorías por las cuales se le otorgó. Este tipo de informalidades generan desorden en la ciudad, por lo que la Agencia Metropolitana de Control, no permitirá que estas malas prácticas continúen y continuará ejerciendo sus labores de control y sanción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *