Balnearios, cercanos a Quito, lucen abarrotados

Las piscinas, balnearios municipales, ubicadas en los valles próximos a Quito lucieron abarrotadas durante estos dos primeros días de feriado. Una alternativa placentera, saludable y divertida para la familia que pudo disfrutarse de forma generalizada, una vez que la Alcaldía de Quito dispuso la entrada gratuita,  por el feriado de carnaval.

Una bendición natural más, para nuestro país son las innumerables fuentes de aguas termales con las que cuenta nuestra geografía, gracias a la actividad volcánica presente. Esta característica natural ha sido sabiamente aprovechada, por los pichinchanos que disponen de una gran variedad de balnearios termales, en los valles circundantes a la capital.

El Tingo, La Moya, Guangopolo, Cunuyacu son algunas de las piscinas municipales que no solo ofrecen variedad de albercas, sino hidromasajes y otros servicios complementarios.” Ahora que la economía está difícil es bueno que las piscinas sean gratis. Mis hijos están felices y no he gastado”, decía Carlos Llanos. un agradecido usuario de la piscina del Tingo.

Al salir los visitantes pueden disfrutar de lo mejor de la gastronomía nacional, presentación de artistas y otras diversiones, que ofertan las poblaciones  aledañas.

Al tingo, por ejemplo, llegaron un promedio de 3000 personas al día, superando la capacidad de las 5 piscinas,  dos hidromasajes y los llamados chorros disponibles, por lo que se vieron obligados a regular el acceso.

Cada complejo de piscinas contó con la presencia de Agentes Metropolitanos de Control y el permanente monitoreo de las autoridades zonales.” Buenísimo. Esto si disfruta lo que se dice el pueblo, señor” añadió  César Santamaría, un octogenario que concurrió con toda la familia, a este  bello Balneario en el Valle de los Chillos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *