La corona se va para Amaguaña

En Nono se realizó la elección de la Reina Rural de Quito 2019-2020. 24 de las 33 parroquias se sumaron al concurso. Las candidatas presentaron proyectos de desarrollo social y promueven el liderazgo femenino en su comunidad.

Ana Belén Morales López, representante de Amaguaña, es la nueva Reina Rural de Quito. Recibió la mejor calificación del jurado en el concurso realizado el sábado 09 de marzo en Nono. El acto es parte del Encuentro de las Culturas de las Parroquias Rurales  de Quito, que este año tendrá como sede a esta parroquia del noroccidente del Distrito Metropolitano.

De los 20 puntos que cada jurado debía otorgar a las candidatas, nueve correspondían a al proyecto de desarrollo para la mujer rural que las reinas parroquiales pusieron sobre la mesa. Emprendimiento, cultura y turismo fueron los ejes de varias propuestas, muchas de ellas también centradas en el uso y aprovechamiento de las nuevas tecnologías de la información.

La gala empezó puntualmente a las cinco de la tarde. Desde una media hora antes, la banda Virgen del Camino de Nono alegró a los asistentes, delegaciones de vecinos de las 24 parroquias participantes y familiares de las candidatas. Tres salidas realizaron las reinas, en ropa casual, en un traje demostrativo de la cultura y tradición de sus localidades y en vestido de noche, para presentar brevemente su proyecto.

Estas iniciativas tuvieron además la calificación de un comité técnico, que entregó en sobre cerrado sus notas al jurado de la noche. Para las participantes, este elemento era la clave de su presencia en el concurso. Entre ellas, durante casi dos meses de preparación, nacieron amistades y complicidades.

Fruto de ese mutuo aprecio, resultó electa Señorita Amistad la Reina de Perucho, Angie Rubí Espinoza Erazo. Esta distinción la recibió de sus otras compañeras, que la eligieron como la más empática del grupo. Gualea, por su parte, fue elegida como la parroquia con el mejor traje demostrativo. Doménica Mishell Alarcón Gualotuña, reina de la parroquia, se lució en su demostración de las riquezas culturales y naturales de su terruño.

La corte de la Reina Rural, presidida por Ana Belén de Amaguaña, se completa con Wendy Vanesa Almeida Moya, Señorita Confraternidad que llegó en representación de San José de Minas; con Sharon Nicole Cruz Calahorrano, de Calacalí, nombrada como Señorita Simpatía, y Myriam Francisca Gualoto Mafla, de Guayllabamba, coronada como Señorita Turismo.

Salomé Trávez, Reina Rural Saliente, presentó su informe. Destacó la importancia del liderazgo de las mujeres en las comunidades, especialmente en la ruralidad. Ellas son el eje productivo, son guardianas de saberes y protectoras de la naturaleza. Su presencia es clave en el desarrollo y equilibrio de las parroquias. Salomé agradeció la oportunidad e invitó a la próxima soberana a seguir esforzándose en la misma senda.

El Trío Colonial y el Proyecto Coraza pusieron la nota artística de la noche con intervenciones musicales que despertaron el buen ánimo de los asistentes, que llenaron el estadio parroquial Luis Pozo en Nono. El frío se hacía sentir hacia la media noche, cuando la gala terminaba.

Tras bastidores y superada la prueba, todas las reinas sonreían. Premiadas o no, habían tenido su fiesta, habían descubierto a amigas y habían encendido, en ellas y cerca de ellas, el amor por sus parroquias.

Un comentario sobre “La corona se va para Amaguaña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *