AMC controló el espacio público y libadores en elecciones 2019

Con el objetivo de precautelar el orden y la seguridad ciudadana a lo largo del período electoral, la Secretaría de Seguridad y Gobernabilidad del Municipio del Distrito Metropolitano de Quito desplegó un plan de seguridad en el que participarán 5082 funcionarios metropolitanos. La Agencia Metropolitana de Control, al ser el organismo competente para el ejercicio del procedimiento administrativo sancionador del Municipio del Distrito Metropolitano de Quito, acompañó y participó de dicho plan, ejerciendo su potestad sancionadora ante el incumplimiento de la normativa metropolitana.

Una vez iniciada la ley seca el viernes 22 de marzo, nueve funcionarios de la AMC realizaron el control para aplicar sanciones a las personas que se encontraban libando, además, se verificó que las personas no hagan mal uso del espacio público y finalmente se revisaron licencias a los locales comerciales. Estas actividades se realizaron junto a la Intendencia de Pichincha, Cuerpo de Agentes Metropolitanos de Control y Agencia Metropolitana de Tránsito; quienes cubrieron el territorio de las 9 administraciones zonales del Distrito Metropolitano.

El día domingo 24 de marzo, día de la jornada electoral, 61 funcionarios de la Agencia Metropolitana de Control distribuidos en 30 recintos electorales de la ciudad ejercieron su potestad sancionadora controlando el correcto uso del espacio público y las actividades económicas que no cuentan con los respectivos permisos municipales.

Finalmente, 8 funcionarios de la AMC cubrieron los eventos y festejos realizados el domingo 24 por la tarde, en un horario de 19h00 a 00h00, verificando que los mismos cuenten con los permisos y medidas de seguridad respectivas.

Durante las elecciones seccionales 2019, los ejes de acción de la AMC fueron el control a libadores, mala utilización del espacio público y actividades económicas informales.

El consumo de cualquier tipo de bebidas alcohólicas en el espacio público, incluyendo a aquellos que ingieran bebidas dentro de automotores estacionados en el mismo, está totalmente prohibido por la Ordenanza N° 151. El incumplimiento genera una multa del 50% de la remuneración básica, es decir $197 y ante la reincidencia, esta se duplica.

La Ordenanza Metropolitana N° 201, sanciona el mal uso del espacio público en general con una multa 100 dólares y si existe reincidencia 200 dólares. A su vez, la Ordenanza N° 332 sanciona con $197 (0.5 de un RBUM) a quienes utilizan el espacio público para cualquier actividad comercial sin la respectiva autorización municipal.

Por otro lado, la normativa metropolitana establece que toda actividad comercial debe contar con los permisos respectivos, para el caso de comercio autónomo, la Ordenanza Metropolitana No. 280 expone que aquellas personas que realicen esta actividad económica, necesitan obtener el Permiso Único de Comercio Autónomo (PUCA). Y para locales comerciales, la Ordenanza Metropolitana determina que deben contar con la Licencia Única de Actividades Económicas (LUAE).

Los diferentes operativos llevados a cabo desde el viernes 22 hasta el lunes 24 de marzo, tuvieron como resultado el levantamiento de 30 sanciones por incumplimiento a la Ordenanza No. 151 (libadores), un acto de inicio por realizar una actividad económica sin autorización respaldado en la Ordenanza Metropolitana No. 332 y finalmente una infracción por incumplimiento a la Ordenanza No. 125 con medida cautelar de clausura a un local comercial que no poseía su LUAE.

El accionar de la AMC se llevó a cabo con el propósito de precautelar la seguridad ciudadana y evitar que todo tipo de práctica informal atente contra el orden y el correcto desarrollo de las actividades electorales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *