Se fortalece buenas prácticas en manipulación  de alimentos 

Fortalecimiento de buenas prácticas de manufactura e higiene de alimentos preparados a través de la capacitación, supervisión, asesoría y toma de muestras de alimentos. Acciones que se realizan en los mercados de Carapungo y Calderón, y en guaguas centros de la zona; estos se cumplirán los días martes 26, miércoles 27 y jueves 28 de marzo, en varios horarios.

Tarea, que impulsa la Alcaldía del Distrito Metropolitano de Quito a través de la Administración Zonal Calderón, con el objetivo de mejorar la salud de los moradores de la zona.

El día martes de 9:00 a 11:00, en el mercado de Carapungo, se realizará un   seguimiento de la aplicación de prácticas de inocuidad alimentaria, dentro del proceso de formación en la preparación adecuada de los alimentos que  se expende al público. Esta actividad concluirá con la toma de muestras de estos productos, que son trasladados a los laboratorios de la Secretaría Metropolitana de Salud, para el respectivo análisis.

El día miércoles a las 10:00, personal del área de Salud de la zona, visitará los guaguas centros de Bellavista, Calderón y San Miguel del Común. Con el propósito de orientar y visualizar la elaboración adecuada de alimentos, en sus propios espacios. Trabajo dirigido al personal administrativo y de cocina, de estos centros formativos.

Con similar objetivo, el día jueves 28 de marzo desde las 14:30, en el salón de uso múltiple de la Administración Zonal Calderón, se impartirá el taller de Buenas Prácticas de Manufactura e Higiene de alimentos, dirigido en esta oportunidad a los comerciantes del Mercado Calderón, que actualmente se encuentran en la planada de la Pampa de la mencionada parroquia.

Esta jornada formativa se basa en la siguiente temática: Normas de Higiene y Procesos de Manipulación de Alimentos, entre las principales: Lavado de manos,  en forma frecuente, con agua y jabón, además desinfectarlas con alcohol en gel; asear las tablas de picar, con agua caliente y jabón, también sumergirlas en un preparado adecuado de agua con cloro; verificar que la superficie del mesón esté desinfectada completamente; entre otros.

Al concluir este proceso formativo los asistentes recibirán un certificado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.