221 millones para optimizar el agua potable en Quito

Con un presupuesto de 221 millones de dólares, financiado por organismos internacionales, la Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento (Epmaps – Agua de Quito) ejecutará la construcción de una planta de tratamiento y una línea de conducción de agua potable para beneficiar al norte de la ciudad, particularmente, a las parroquias de Calderón, San Antonio de Pichincha, Pomasqui y Calacalí.

La nueva planta procesará 600 litros por segundo, en una primera fase, y beneficiará directamente a unos 300 mil habitantes, solo de la parroquia de Calderón.

El programa de agua potable incluye, además, la ampliación y mejoramiento de las plantas de tratamiento de Bellavista y El Troje, la construcción de 16 km de redes primarias y de distribución; 39 km de líneas de conducción. La optimización de 30 sectores hidráulicos, y la instalación de 444 medidores de caudal de última generación para grandes consumidores.

Estas obras contemplan el 97% del presupuesto, mientras que los recursos restantes se destinarán a optimizar y aumentar la cobertura del alcantarillado en Quitumbe (1,5 km de redes) y la construcción de 26 km de interceptores para la recolección y tratamiento de aguas residuales en las parroquias de Checa y La Merced.

Los recursos también permitirán financiar emprendimientos con enfoque de género y cambio climático implementados en su zona de influencia con el fin de incrementar 18, los actuales ocho proyectos.

El financiamiento fue posible gracias a una línea crediticia por 87.1 millones de dólares otorgada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), otros 40 millones de dólares del Fondo para la Promoción del Desarrollo (Fonprode) gestionados por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), y 93.9 millones que corresponden a la contrapartida local. El Programa beneficiará directamente a más de 200 000 personas y, de manera indirecta, a los 2.6 millones de habitantes del DMQ.

El crédito del BID fue aprobado el 21 de marzo y solo resta que culmine el proceso administrativo para que el Ministerio de Finanzas otorgue la garantía del gobierno.

El gerente general de Epmaps, Marco Antonio Cevallos, destacó la apertura del Ministerio de Finanzas, particularmente del ministro Richard Martínez, con quién se ha establecido una excelente relación. “Hemos recibido un total apoyo, se han preocupado por Quito”, añadió Cevallos, al indicar que el trámite administrativo para el otorgamiento de las garantías soberanas está bien encaminado.

Explicó que el programa completo para las obras está en estudio y, en este momento, ya está listo para licitación. “No hemos licitado por delicadeza de la nueva administración. Son obras muy grandes y de mucha inversión que quedan listos para licitarse y construirse”, manifestó.

El funcionario también indicó quedan en carpeta, para ejecución de la nueva administración municipal, varios proyectos adicionales que están financiados y con estudios por un total de 300 millones de dólares.

A lo largo de sus seis años de duración, el proyecto dará impulso a los objetivos del plan nacional de desarrollo Toda una Vida del gobierno ecuatoriano”, dijo por su parte Edgar Orellana, jefe de equipo del BID.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *